10 junio, 2021

Mes del Orgullo LGBTIQ+: luchas, vivencias y superación

Para la comunidad de la bandera de arcoíris la lucha sigue; no obstante, en medio de tantas noticias alrededor de estos hay quienes han logrado vivir, finalmente, una vida llena de respeto y aceptación.

Años de lucha ha vivido la comunidad LGBTIQ+. 
Foto: Joaquín Ramírez/EL PILÓN

Sobre su espalda la comunidad LGTBIQ+ carga una historia injusta, marcada por el señalamiento, la censura y la discriminación. La batalla no ha sido fácil, ni siquiera hoy en día cuando parecemos estar en una sociedad mucho más ‘abierta’. El mes de junio, más exactamente el 28, se celebra el Día del Orgullo Gay, una conmemoración a esa lucha incansable.

Sin embargo, variedad de personas que representan la multicolor bandera gay en el Cesar han  demostrado que la lucha que han llevado ha tenido resultados fructíferos para sus vidas, por tanto, son ejemplo de perseverancia, armonía y respeto, demostrando que es posible construir el mundo por el que tantos años han marchado. 

Tal es el caso de Milena Sofía Silva, una mujer trans de 53 años de edad, quien manifiesta que su vida ha sido un ‘fandango’ ya que ha tenido momentos llenos de alegría, tristeza, relajo, pesar e incluso confusión. Plácidamente menciona no haber sido víctima de discriminación durante todo este tiempo, atribuyéndolo a su comportamiento delante de las personas. 

“He sabido conservar mi conducta, en qué lugar me puedo expresar libremente y en qué lugar no; esa ha sido la base del éxito que he cosechado hoy en día”, a su vez agregó: “Yo soy gay y no tengo que sobreactuarme para que la gente se dé cuenta que lo soy”

Explicó que no se siente frustrada al no poder expresarse libremente porque a raíz de su construcción y comportamiento social ha logrado cosechar lo que ahora tiene. “No me gusta andar con gays payasos”, sostuvo en repetidas ocasiones. 

Desde hace 25 años trabaja en entidades públicas como lo es Secretaría de Salud Departamental y posteriormente Local. Adicional a esto ha sido invitada a eventos nacionales, reinados y demás. Al respecto dijo: “He estado en el Reinado del Folclor en Ibagué, en el Reinado del Bambuco de Neiva, en el Reinado del Sombrero Vueltiao de Sampués, Sucre; y en los locales en muchas ocasiones he sido jurado porque tengo mucho conocimiento del glamour y el folclor”.

Lea también: La discriminación y el desempleo ‘golpean’ a la población LGBTI en Valledupar

Por otra parte se encuentra Yan Carlos Navarro, comunicador social de 23 años, oriundo de San Martín, en donde lidera un proyecto enfocado en la diversidad e inclusión de la comunidad a la cual pertenece, auto reconociéndose como no binario, es decir, no se percibe totalmente masculino o femenino. 

“Esto del colectivo es algo complejo de entender y fácil de explicar, pero para quienes no tienen tanto acercamiento al tema no podrán asimilarlo. Hasta el momento tenemos 158 construcciones de género”, indicó Navarro, quien ha contado con el apoyo de su madre. 

Relató que durante sus primeros años escolares sufrió discriminación dentro de la institución y en su permanencia en la universidad se repitió el proceso, en la cual una docente le exigía y prohibía ir maquillado, sin embargo en reiteradas ocasiones le explicó que era un ser andrógeno, libre y expresivo. 

“Ahora me considero una persona no binaria en búsqueda de realmente lo que quiero; estoy tratando de encontrarme, de mirar si quiero ser chica trans u hombre”, explicó.

Se califica como un chico extrovertido, alegre, carismático, empático y filantrópico, el cual con el amor de madre ha logrado construir un ‘caparazón’ para evitar que los comentarios o comportamientos de las personas le afecten en gran medida. 

SEGÚN LA LEY

Durante muchos años la comunidad LGBTIQ+ ha luchado por un territorio lleno de inclusión, aceptación y reivindicación de sus derechos, por tanto, consideran que la mejor manera de conmemorar esta fecha, en la que se exalta la lucha que estos han llevado, es respetando sus orientaciones y sobre todo implementando el Decreto 762 de 2018.

Le puede interesar: Nuevas medidas restrictivas en Valledupar: horario de atención y balnearios cerrados

“La idea sería que en cada municipio se les brinde todos los días espacios de participación inclusivos porque muy pocos los adoptan. La sociedad no tiene que ser igualitaria, debe ser equitativa”, agregó Navarro. 

La Corte Constitucional ha emitido más de 140 sentencias relacionadas con la comunidad LGBTI, en las cuales se han tocado temas tan sensibles como el reconocimiento del matrimonio igualitario, la adopción igualitaria, el reconocimiento a las parejas homoparentales y homomaternales, pero esos logros no han sido del Estado colombiano sino del movimiento social que se ha movilizado. 

A NIVEL NACIONAL Y MUNDIAL

Hace más de 30 años ser homosexual en Colombia era considerado un delito, no obstante la homosexualidad continúa siendo ilegal en 75 países; en seis de ellos se castiga con la muerte. En países como Belice y la India han vuelto a penalizar esta comunidad y en los últimos años Rusia, Nigeria y Uganda han introducido leyes encarnizadas contra el colectivo LGBTI.

Países como España, Canadá, Sudáfrica o Australia, entre otros, permiten el matrimonio igualitario, que las parejas homosexuales puedan adoptar y también el cambio de sexo.

Sin embargo, los logros conseguidos en los últimos años son insuficientes y desiguales. El repudio, el hostigamiento y la criminalización de los integrantes del colectivo aún son prácticas habituales en una parte del planeta, donde una mayoría de ciudadanos reprueban las conductas sexuales no convencionales.

Por: KETTY GUTIÉRREZ MAESTRE/EL PILÓN 

Kjgutierrezma.18@gmail.com