15 mayo, 2019

Más protestas en colegios del Cesar por aseo y vigilancia

Excepto Valledupar que tiene autonomía en su contratación, los colegios del departamento del Cesar no cuentan con el servicio de aseo y vigilancia desde que iniciaron las clases. El secretario de Educación aseguró que ya se está pronto a contratar.

El calendario académico empezó a comienzos de febrero, no obstante, a cuatro meses de iniciar las clases, las instituciones cesarenses no cuentan con el servicio de aseo y vigilancia porque la Gobernación del Cesar no lo ha contratado.

La semana pasada se conoció que los estudiantes del grado once de la Institución San Alberto Magno del mismo municipio realizaron un plantón en la puerta del colegio e impidieron el paso de sus compañeros porque no les cumplieron la promesa de contratar el personal de aseo y seguridad.

Y este martes, los mismos estudiantes, salieron a marchar y realizaron un plantón frente a la Alcaldía de San Alberto, acompañados de profesores y egresados, exigiendo una solución al problema. Aunque hasta el momento son los únicos que han levantado la voz, por la particularidad de su situación, el panorama se repite en los colegios de los 24 municipios del Cesar.

Por el lado del servicio de aseo la buena noticia es que en el calendario de contratación quedó establecido que este 15 de mayo se adjudica el contrato a las nueve de la mañana pero será hasta finales del mes de mayo cuando se empiece a prestar el servicio. A la licitación se presentaron dos proponentes.

Como Valledupar tiene autonomía, es el único municipio del Cesar que no depende de la contratación del departamento. CORTESÍA

“A LOS NIÑOS LES HA TOCADO HACER ASEO”

Son cuatro meses en los que los rectores de las instituciones oficiales y los padres de familia han buscado alternativas para solucionar el problema de la falta de personal para hacer el aseo. Al punto que en algunas instituciones los menores han ejercido esa función.

Situación que se vivió en la sede Santa Rita, anexo a la institución del Megacolegio Nacional Agustín Codazzi. Allí los menores, según padres de familia, debieron realizar varias jornadas de aseo general por falta de trabajadores.

Una de las madres agregó que para evitar que los niños lavaran los baños se comprometieron por cabeza de familia a dar un aporte de $4.000 y contratar una encargada.

La situación se repite en Becerril. “Nos ha tocado buscar a alguien que nos colabore en el aseo. Su pago se recoge con algunos recursos que llegan a la institución. Por ahora tenemos una aseadora en cada sede, pero no hacen el aseo completo, sino parcial. No es un servicio eficiente, es una persona que llega en la mañana y se va”, agregó Alexander López, rector de la Institución Ángela María Torres del municipio de Becerril. Normalmente, la Gobernación asigna dos aseadoras por sede por tiempo completo.

“Esta situación les quita el tiempo de clases a los estudiantes porque ellos mismos casi que tienen que hacer el aseo”, agregó por su lado el concejal de Becerril, Miller Vargas.

EL CONTRATO DE VIGILANCIA DEMORA MÁS

La situación de vigilancia es más preocupante. El contrato para la prestación del servicio de vigilancia y seguridad privada sin armas para las instituciones educativas oficiales del Cesar recién está en borrador, según el portal Colombia Compra. En este sentido, el secretario de Educación departamental, Luis José Rodríguez, argumentó que “el contrato de vigilancia se atrasó unos días por unas observaciones que hicieron al proceso”.

El colegio San Alberto Magno ha sido uno de los protagonistas por su crítica situación. “¿Qué pasa? Ha habido robos en nuestra institución. El colegio en cuanto a higiene está en malas condiciones porque desde enero que ellos iniciaron clases no hay aseadora. Por eso decidieron realizar un plantón frente a la institución”, narró una de las madres de familia del colegio del municipio del sur del Cesar.

Situación similar denunció el concejal de Becerril, Miller Vargas: “También están en riesgo las instituciones educativas porque no tienen vigilantes, ha habido robo de computadores y de tabletas en las diferentes instituciones del municipio”.

Este año no fue la excepción a un problema que se repite cada temporada escolar en las instituciones del Cesar por la falta de contratación.

Por: DEIVIS CARO DAZA/ EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com