12 noviembre, 2015

Marciano Martínez, de la farándula a la política

Dejará los escenarios por un tiempo, para dedicarse a su pueblo, La Junta.

Marciano Martínez, compositor de música vallenata y actor de cine y televisión, nacido en La Junta, La Guajira, después de participar exitosamente en la pantalla chica como Papa Gollo, en la bionovela de Diomedes Díaz que acaba de finalizar en un canal colombiano, desde el próximo 1 de enero iniciará una nueva fase en su vida, la de político, debido a que resultó electo concejal del municipio de San Juan del Cesar, en los pasados comicios electorales del 25 de octubre.

El diario EL PILÓN sostuvo un diálogo enriquecedor con el artista, en donde predominó la sencillez que caracteriza a este guajiro que contó detalles de cómo pasó de la farándula a la política y cuáles son sus propuestas, metas y aspiraciones para el futuro.

EL PILÓN: ¿Cómo fue ese paso importante que usted dio de los escenarios a la política?
Marciano Martínez: Eso se dio cuando un amigo en compañía del senador Efraín Cepeda y el Mello Daza, me hicieron la propuesta, me ofrecieron ayudarme, para que me lanzara al Concejo y desde allí, trabajé por mi pueblo La Junta, y yo cuando se trata del rinconcito más querido de La Guajira, me le enfrento a cualquier cosa, siempre y cuando sea buena. Ni corto ni perezoso, dije que sí.

Desde el Concejo Municipal, ¿qué proyectos tiene en mente impulsar?
Quiero impulsar varios proyectos, pero el más importante es el del acueducto y alcantarillado, porque en los últimos años, hemos venido padeciendo los rigores de la sequía y es triste ver cómo se mueren los animales y las dificultades que pasan mis paisanos para conseguir un poquito de agua. Pienso utilizar las conexiones que tengo a nivel departamental y nacional para conseguir un buen acueducto para mi pueblo.

En cuanto a lo folclórico, quiero impulsar una fundación que tenemos en La Junta y que en estos momentos estamos reformando los estatutos, para nombrar de presidente a Rosa Elvira Díaz, la hija mayor de Diomedes y poder sacarla adelante, ya que es una fundación para impulsar a la creatividad de los niños de la región. Allí los menores podrán desarrollar expresiones culturales como la pintura, la música, el deporte, las artesanías, en fin, todo lo que sea cultura, para que salgan nuevas figuras artísticas, porque la verdad es que, vemos con preocupación cómo a través de la historia, se quedan muchos niños en el anonimato, no solo en La Junta y La Guajira, sino que esto se da a nivel nacional y en cualquier parte del mundo. Es bueno que ellos tengan dónde desarrollar sus habilidades artísticas.

¿Con cuántos votos salió electo?
Me eligieron con 452 votos, muy poquitos, pensé que tenía más aceptación en el pueblo, pero el poder económico puede más que el fervor popular, pero ya no hay para qué lamentarse, porque ya estamos adentro y eso es lo importante.

¿Qué otros proyectos hay en su vida?
Bueno, la verdad es que me he dormido, desde hace ocho años estoy escribiendo un libro, sobre mi vida, sobre mi niñez, mis canciones, pero en especial sobre los 40 años que viví al lado de Diomedes Díaz y voy a contar la verdad sobre El Cacique porque en esa novela, dijeron muchas mentiras. Además, me voy a alejar de la farándula, porque quiero dedicarme más a la política, a la agricultura, a sembrar melón, patilla y maíz, porque es lo que me gusta y es donde yo me inspiro, ese es mi hábitat natural. Me retiro porque esa vida artística de trasnocho cuesta mucho, se merma uno físicamente y hay que descansar. No solo hay que trabajar para adquirir dinero, sino para estar tranquilo.

¿Qué opina de la novela de Diomedes Díaz que acaba de terminar?
Por eso voy a escribir mis memorias y la parte de mi vida que compartí con Diomedes. Yo duré casi seis meses sin ver la novela, porque me dio rabia tanta mentira, tanta falsedad. Hablé con la gente RCN y me decían que muchos libretistas flojos que están en Bogotá, en unos apartamentos, echando mentiras, diciendo cosas que no son, en vez de llegar a las regiones a documentarse. Por ejemplo, entre tantas falsedades, mostraron como si Diomedes, solo haya tenido una vida de drogas y de tragos. Diomedes fue un hombre que tuvo vida social, que se dedicaba a sus amigos, que venía al campo a ver a sus animales y yo lo acompañaba siempre.

Allí mostraron que las mujeres de Diomedes visitaban todas a la vieja Elvira (Madre del Cacique), y yo le puedo decir, que rara fue la amante de Diomedes que conoció a mama Vila.

Otra cosa era las parrandas de los marimberos, que en la novela las mostraron como si fueran antros de perdición, donde había mujeres borrachas, tiradas en cualquier parte y una cantidad de hombres morbosos, que en nada se ajustan a la realidad. Todos sabemos que esas parrandas eran solo de hombres que bebían whisky y comían en grandes cantidades, las mujeres únicamente estaban allí para cocinar y no consumían licor. En esa época de los años 70, las mujeres no bebían como hoy en día.

Después de su paso por el Concejo, ¿aspiraría a otro cargo de elección popular, como Asamblea o Alcaldía?
Ahora mismo no lo haría, pero en cuatro años es lo mucho que puede pasar, mejor nos quedamos callados y esperemos a ver qué cosas me tiene Dios guardadas, esperemos a ver qué nuevas facetas me depara la vida.

Por: Jesús Eduardo Ariño Fragozo
jesusearino@hotmail.com