Publicidad
Categorías
Editorial - 4 marzo, 2023

Los reguetoneros se colaron fuerte en el mundo vallenato

El hecho de que dos grupos de reguetón sean en estos momentos el atractivo mayor para el público que asistirá al próximo Festival de la Leyenda Vallenata es algo que se debe analizar con juicio por todos los expertos, impulsores y defensores de nuestra música vernácula.

El hecho de que dos grupos de reguetón sean en estos momentos el atractivo mayor para el público que asistirá al próximo Festival de la Leyenda Vallenata es algo que se debe analizar con juicio por todos los expertos, impulsores y defensores de nuestra música vernácula.

Por lo menos eso es lo que se puede observar en las redes sociales, donde ya se están anunciando a los artistas de Bad Bunny y Arcángel como la gran expectativa para este Festival Vallenato 2023, pero además de eso, sería el concierto más costoso de este evento folclórico, es decir, por encima de los músicos de primera línea del folclor vallenato.

En el pasado reciente en el Festival Vallenato la expectativa giraba en torno a la calidad y trayectoria de los acordeoneros que se iban a presentar para disputar la corona del rey, además de los otros concursos. Guardadas las proporciones, en el universo vallenato esa competencia era algo parecido a un mundial de fútbol o a una pelea por titulo mundial de boxeo o de cualquier otro deporte multiplicador de masas, previo al evento se hacían análisis, especulaciones y algunas ocasiones hasta apuestas sobre quién sería el vencedor.

Los concursos del festival eran algo que ponían hablar a todos y obligaban a asistir a las distintas rondas de las competencias para evaluar quién lo estaba haciendo mejor y luego definir favoritos, eran reñidos y cargados de un alto grado de pundonor, dignidad y reputación que ostentaba cada participante, la fama y el prestigio de los competidores constituían un matiz interesante que se robaba la atención del público.

Pero las cosas han cambiado y pareciera que eso que se denomina la verdadera esencia del Festival Vallenato comenzara a ceder terreno frente a las nuevas tendencias musicales que se están imponiendo a nivel universal y a las cuales nuestro magno evento folclórico no escapa, el templo sagrado de la música vallenata está siendo permeado por esos nuevos géneros del arte musical.

Pero lo que más llama la atención es que esos nuevos géneros musicales han sido acogidos y aceptados a placer por parte de nuestro propio público, en especial por la juventud, la mayoría de los jóvenes nacidos en las últimas dos décadas, ven a la música vallenata como algo que no es de su época, duele decirlo, pero esa es una realidad que ya se percibe en nuestra población juvenil.
Igual pasa con el Festival de Orquestas y Acordeones del Carnaval de Barranquilla, al respecto, uno de nuestros columnistas, Jorge Naín, decía un tanto preocupado que “en otrora era un evento que concitaba la atención de buena parte de la música colombiana. Cuando pensé en el Festival de Orquestas, en lo que realmente estaba pensando era en poder escuchar en vivo a los mejores artistas vallenatos del momento, por ello de inmediato busqué la lista de los inscritos y me llevé una gran decepción, pues no aparecían ni en las curvas nuestros músicos vallenatos, ni los de la vieja guardia, y mucho menos los de moda”.

He ahí muchas cosas por analizar por todos los amantes y defensores de nuestro folclor vallenato, en este mundo moderno es mucho lo que debe replantearse para el bien de la música vallenata.