23 junio, 2022

¿Llegó el fin de los ‘clanes’ en el Cesar? 

Para que se dé el ‘cambio’ en este territorio, hay quienes consideran que  se necesita una “concertación amplia”. 

FOTO: CORTESÍA.

“¿Y ahora qué harán los clanes políticos del Cesar?”, pregunta la periodista Katia Ospino tras la llegada de Gustavo Petro a la presidencia de Colombia, político de izquierda que en múltiples ocasiones ha señalado a ciertas familias de ‘atornillarse’ en el poder en esta región. 

Uno de los líderes de opinión en el departamento, Jacobo Solano, está seguro de que con el nuevo Gobierno nacional comienza “el principio del fin de los clanes Gnecco y Char”. 

Pero lo cierto es que tanto el gobierno departamental como el de la capital, Valledupar, están liderados por familias y partidos políticos tradicionales. 

En la Asamblea, y concejos municipales, también son mayoría los mismos movimientos políticos y en las elecciones legislativas del 13 de marzo siguió la tendencia. 

El diputado Ricardo ‘Quintín’ Quintero, quien ha sido opositor de la ‘casa Gnecco’, ha manifestado que del Gobierno de Petro solo espera que “ayude a derrotar al clan bellaco del Cesar”. 

Quintero votó en la segunda vuelta por Rodolfo Hernández. 

¿HAY LIDERAZGOS ‘FUERTES’? 

El analista político Carlos César Silva considera que para el ‘cambio’ en este territorio se necesita una “concertación amplia”. 

Aunque el Pacto Histórico logró más de 250 mil votos con algunos líderes como Alexandra Pineda, Imelda Daza y Alfredo Saade; Silva cree que los apoyos son de la “marca” de Petro Urrego.

“Aquí, en el petrismo, no hay un líder que pueda decir que tiene más de 50 mil votos. Ninguno lo puede decir”, precisó el abogado.  

Sin embargo, sectores apuntan a que nuevas aspiraciones políticas como la de Claudia Margarita Zuleta y Ernesto Orozco, podrían ‘debilitarse’. 

En contraste, empezaron las especulaciones sobre liderazgos alternativos a nivel local y departamental, como el de Lina de Armas, exsecretaria de Salud de Valledupar.

Entre tanto, Sandra Cujia, exsecretaria de gobierno de la capital del Cesar, dice que hay que aceptar “el giro histórico que dio el país hacia  la izquierda política”. 
No obstante, miembros de la ciudadanía cesarense consultados por esta casa editorial piensan que a pesar de los nuevos rumbos que podría tomar la política local, “aún falta para que llegue el fin de los clanes”.

POR ANDREA GUERRA / EL PILÓN. 

andreaguerraperiodista@gmail.com