18 julio, 2019

Líder kankuamo declaró en su juicio por pornografía infantil

En la audiencia de juicio este manifestó que los hechos endilgados posiblemente lo cometieron otras personas que llegaban al centro de servicio de internet que él atendía en Atánquez.

Walter Arias declaró de manera virtual desde la cárcel. 

FOTO: ARCHIVO.

El líder kankuamo y productor audiovisual Walter Arias Ariza, quien es acusado de pornografía infantil, rompió silencio ayer para dar su versión de los hechos en el juicio oral que se adelanta en su contra ante el Juzgado Primero Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento de Valledupar.

Arias, en la vista pública, declaró que él era administrador de un centro digital ubicado en el corregimiento de Atánquez, el cual era una iniciativa del Ministerio de Comunicaciones y en la que existían varios computadores que eran utilizados por varias personas que, presuntamente, pudieron haber cometido los hechos que lo incriminan y por los que fue detenido en mayo del 2015.

Lee también: Así habría quedado al descubierto kankuamo acusado de pornografía infantil

“Allí era muy malo el uso del servicio porque la gente no sabía mucho de eso y la mayor posibilidad que tenía era cuando llegaba por ejemplo la contraguerrilla y yo por las noches les arrendaba hasta la mañana siguiente y me cancelaban un dinero que era muy útil porque vivía compungido, pero yo no tengo nada que ver con lo que hacían ahí. Yo solo recogía el dinero, ellos se quedaban con el internet y no tenía control de eso. Y hubo un momento en que vi unos videos y unas fotografías en unos equipos y dije que eso no era acto porque estaban unos niños”, señaló el procesado.

Walter Arias es señalado de difundir imágenes de niños de la etnia kankuama por internet, hechos que aparentemente quedaron al descubierto por las autoridades norteamericanas que avisaron a la Policía Nacional de Colombia.

EL INICIO

Estos detalles fueron develados anteriormente por uno de los líderes de la investigación, quien fungió como testigo de la Fiscalía 13 seccional y habló sobre cómo pudieron conocer desde la capital del país la manera en que Arias se movía aparentemente en el mundo de la pornografía infantil.

Según el miembro de la Policía, todo comenzó cuando en las oficinas de la Sijín de Bogotá recibieron reportes de una agencia de Estados Unidos que les comunicaba sobre posibles consumidores de pornografía infantil y a colación salió el nombre del implicado.

En las labores de campo los investigadores ubicaron el tráfico de elementos prohibidos supuestamente en unas cuentas asociadas a correos que estaban reportadas por los norteamericanos y asociada al Facebook a nombre de Walter Enrique Arias Ariza.

Esta información la dejaron a disposición de la Fiscalía 13 seccional, representada por Claudia Fuentes, quien llevó a juicio al procesado.

“NO SABÍA NADA”

Arias ayer manifestó que administrando el sitio donde había internet en Atánquez llegó a colocar su computador portátil para que fuera utilizado.

“Ellos hacían uso de eso, yo no sabía nada y qué podía hacer yo, no podía prohibir que miraran pornografía. Y esos equipos de compartir tenían muchas infecciones, entonces usaba mi portátil y lo dejaba ahí para que los que no pudieran hacer una cantidad de cosas. Después me enseñaron una red y entonces descargué una aplicación de audio o video”, acotó.

Culminada la declaración, la juez programó la continuación de la audiencia para el 12 de agosto, fecha en la que se espera que se realicen los alegatos de conclusión una vez culminado el juicio.

Por:Marllelys Salinas M. / EL PILÓN
marllelys.salinas@elpilon.com.co