Publicidad
Categorías
Medio Ambiente - 8 octubre, 2022

Las aves endémicas y migratorias que se observan en el Cesar

Cada 8 de octubre se conmemora el Día Mundial de las Aves Migratorias. 

En la ciénaga de Zapatosa, la Sierra Nevada de Santa Marta y la serranía del Perijá se evidencian todo tipo de aves.
En la ciénaga de Zapatosa, la Sierra Nevada de Santa Marta y la serranía del Perijá se evidencian todo tipo de aves.

Por todos los rincones del Cesar sobrevuelan aquellas hermosas aves que son de vital importancia para las personas y la comunidad científica del departamento. Colombia es un país reconocido internacionalmente por su biodiversidad única, es el número uno en especies de aves; representando el 20% de la población volátil de todo el mundo.

El departamento del Cesar, debido a su magnificencia, se ha catalogado como eje para potenciar el aviturismo y cuenta con más de 200 especies existentes, las cuales llaman la atención de muchas personas por el color de su plumaje y cantos alegres.

Pablo César Lagares, operador del Centro de Atención y Valoración de Fauna y Flora Silvestre de Corpocesar, Cavffs, señaló: “Estadísticas específicas para el departamento no se conoce, sin embargo, se sabe que 140 especies de aves migratorias se encuentran en el país, de las cuales, quizá, un poco más de 50 deben estar haciendo presencia en nuestro departamento”.

Asimismo, otros expertos consultados por esta casa editorial explicaron que una de las aves más avistadas en Valledupar es la ‘Palomita Escamada’ o ‘Tierrelita’, una pequeña especie de color café claro son plumas semejantes a las escamas de los peces, y una de sus particularidades es que cuando vuela hace un sonido de cascabel; además, tiene una cola larga con puntos blancos.

Saliendo de Valledupar, en la carretera se puede observar el ‘Caracara Cheriway’, con aspecto parecido al de un águila, es un ave carroñera con un pico bastante robusto de color azul, cabeza negra, ojos rojos, pecho de color blanco y sus patas largas rojizas que le permiten desplazarse muy bien por el suelo”, expresó el médico veterinario, zootecnista y aficionado de las aves, Andrés Merchán.

En territorios como la ciénaga de Zapatosa, la Sierra Nevada de Santa Marta y la serranía del Perijá se evidencian aves como las águilas, los gavilanes, el halcón peregrino, aves cantoras, y demás. 

LAS AVES MIGRATORIAS NO ALTERAN EL ECOSISTEMA

El biólogo del Centro de Atención y Valoración de Fauna y Flora Silvestre de Corpocesar, de igual manera, aclaró, que las aves migratorias no representan ningún tipo de desequilibrio o afectaciones al ecosistema del departamento. 

A parte de que han sido de gran importancia para incrementar la variedad aviaria que tenemos en el departamento, las aves migratorias nos generan grandes beneficios porque por su comportamiento alimentario y su paso por este territorio regulan los insectos y otras especies”, puntualizó el experto.