14 septiembre, 2020

La virtualidad se impone en la justicia ante pandemia por coronavirus

Por el momento hasta el 30 de septiembre los funcionarios de la Rama Judicial continuarán trabajando desde sus casas con las herramientas digitales para garantizar los derechos esenciales que brinda la administración de justicia.

El Palacio de Justicia de Valledupar seguirá con sus puertas cerradas. 

FOTO/ARCHIVO.

Las audiencias virtuales que se han venido desarrollando de los procesos penales que cursan en el Palacio de Justicia continuarán por ahora hasta el próximo 30 de septiembre en la capital del Cesar.

Lee también: El estrado en su casa: así es ser juez en tiempos de coronavirus

Los funcionarios de la Rama Judicial seguirán trabajando desde sus casas con las herramientas digitales para garantizar los derechos esenciales que brinda la administración de justicia a los ciudadanos. 

Así lo determinaron los integrantes del Consejo Superior de la Judicatura luego de analizar las medidas optadas por el Gobierno nacional y el panorama actual que vive el país por la pandemia provocada por el coronavirus.

El Consejo consideró que era pertinente que solamente el  30 % de los servidores asistan a los despachos, secretarías, oficinas y dependencias en general, si se requiere de presencialidad.

Los consejos y direcciones seccionales de administración judicial se encargarán de establecer la programación de la asistencia de servidores judiciales a las sedes que permita a cada despacho el retiro de expedientes y otras actividades que deban cumplir respetando el máximo nivel de ocupación señalado”,  indicó el Consejo de la Judicatura.

Asimismo dentro de cada dependencia en Valledupar se optaron medidas especiales de bioseguridad para prevenir el contagio y propagación de la enfermedad.

No dejes de leer: Van 149 audiencias virtuales en el Cesar desde el confinamiento

Carlos Aldana, funcionario de los juzgados de ejecución de penas, manifestó que en el edificio Sagrado Corazón de Jesús, por parte de la administración de justicia recibieron implementos de bioseguridad como mascarillas, gel antibacterial y atención personalizada de salud.

Hay una enfermera durante todo nuestro espacio de labores que cada una hora u hora y media llega para chequearnos y nos hace desinfectarnos las manos, entre otras medidas de seguridad”, comentó el servidor judicial.

 Las tutelas y habeas corpus también continuarán recibiéndose mediante el correo electrónico institucional ofjudvalled@cendoj.ramajudicial.gov.go las cuales son recibidas por los funcionarios del Centro de Servicios del Palacio de Justicia y posteriormente enviadas por el mismo medio y por reparto a un juzgado.

Aunque al inicio de la pandemia hubo contradictores de las medidas porque consideraban que limitaba el trabajo, otros consideran que son indispensables.

Las audiencias virtuales son necesarias pero dependen en gran medida de quienes las presidan, que en este caso es el juez de control de garantías o de conocimiento, pues hay funcionarios que no le dan la importancia que revisten”, aseguró el abogado Luis Alfonso Freire, especialista en Derecho Penal.

Te puede interesar: Los retos de la justicia en el Cesar en tiempos de coronavirus

LAS DIFICULTADES

 No obstante, a los profesionales del derecho les ha tocado palear dificultades como el tema de la conectividad, de la cual carecían algunos centros de reclusión como La Permanente donde hay internos en  etapa juzgamiento.    

El Consejo de la Judicatura ha venido realizando esfuerzos para que las partes tengamos la oportunidad de que se desarrollen en el juicio oral y preliminares las actividades propias, pero hemos tenido dificultades para realizarlas en cuanto que en la URI hay dificultad en el tema de las salas y en las diligencias que se hacen desde La Permanente”, puntualizó Freire.