27 octubre, 2020

La Procuraduría inhabilitó a los policías señalados de la muerte de Javier Ordóñez

La Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad por 20 años a los patrulleros de la Policía Juan Camilo Lloreda y Harby Damián Rodríguez.

La Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad por 20 años a los patrulleros de la Policía Juan Camilo Lloreda y Harby Damián Rodríguez, como responsables de dos faltas gravísimas por haber incurrido en los delitos de abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto y homicidio del ciudadano Javier Humberto Ordóñez Bermúdez, en hechos ocurridos la madrugada del 9 de septiembre pasado, en el CAI (Centro de Atención Inmediata) del barrio Villa Luz, en el noroccidente de Bogotá.

Lee también: En video | Así fue ingresado Javier Ordóñez a CAI de la Policía en Bogotá

Sin consideración o razón alguna y con brutalidad, Javier Humberto Ordóñez Bermúdez recibió́ golpes contundentes propinados por el uniformado Juan Camilo Lloreda Cubillos, mientras el patrullero Harby Damián Rodríguez Díaz no solo observaba lo sucedido sino que se inclinaba para sujetarlo, todo ello en momentos en que se encontraba en el piso, esposado completamente reducido, y nunca recibió auxilio o atención a pesar de sus lamentos y desesperación por las dolencias que lo afectaban, situación que grabó con su celular el patrullero Lloreda Cubillos a las 00 horas y 38 minutos, es decir, muy poco antes de que empezara morirse a causa de la inmensa hemorragia producida por el estallido de un riñón y las arterias y venas de ambos”, precisó el fallo que fue leído en audiencia virtual.

No dejes leer: Enviados a prisión los dos patrulleros involucrados en el caso de Javier Ordoñez

Para la Procuraduría, la conducta desplegada por los patrulleros “constituye un acto contra el derecho fundamental a la vida de un ciudadano del territorio colombiano que estaba bajo su cuidado, quien debió haber recibido protección de los policiales, pero contrario a ello, lo que se ha conocido fue que realizaron todas las acciones ilegales para causarle la muerte sin tener la más mínima consideración; como se observa en los videos le dieron un trato indigno de un ser humano y completamente fuera del contexto y la función institucional de la Policía Nacional”.

El fallo fue apelado por los disciplinados.