2 agosto, 2017

La posición de los gobernadores en la implementación del acuerdo de paz

La Cumbre de Gobernadores se centró en la seguridad ciudadana, política antidrogas y lucha contra el crimen organizado en el posconflicto.

En un conversatorio con los gobernadores reunidos en una cumbre en Bogotá, el Vicepresidente Oscar Naranjo escuchó las peticiones de los mandatarios, quienes manifestaron falta de coordinación con el Gobierno en el plan de implementación de los acuerdos, que en algunos casos, como el de Antioquia, Caquetá y Cauca los han dejado por fuera de dicha implementación.

Teniendo en cuenta que el Cesar tiene una zona veredal de Transición a la Normalización y que estas zonas de desarme desde ayer iniciaron  el paso hacia zonas de reintegración y participación,  el gobernador del Cesar, Francisco Ovalle Angarita, expuso que al igual que en las demás zonas, en Tierra Grata los exintegrantes de las Farc han manifestado su interés de mantenerse en la vereda,  según una verificación realizada por la Alcaldía de La Paz y la Oficina de Paz del Departamento, por lo que pide al Gobierno sea claro en cuanto al trabajo que deberán realizar los gobernantes.

Además el gobernador indicó que en las zonas deben generarse mejores condiciones de construcción de rural, mejorarles la entrada, el saneamiento básico con red de acueducto y alcantarillado.

El mandatario departamental aseguró que los gobernadores serán unos articuladores del proceso para la ejecución en la formulación de los proyectos. “Ya venimos con la caracterización de varios proyectos y el objetivo es que podamos apalancar con el fondo paz, y cooperación internacional y el presupuesto nacional; ya estamos trabajando en unos temas específicos enfocados en la reactivación del sector, las vías terciarias que tenemos alrededor de 25 proyectos que suman casi 400 mil millones de pesos para la construcción de vías sobre terrenos quebrados y planos”, indicó.

Ahora el Gobierno deberá trabajar en los planes de desarrollo con enfoque territorial de los cuales quedaron ocho municipios definidos en el Cesar,  La Jagua, Codazzi, Becerril, San Diego, Becerril, La Paz, Manaure, Pueblo Bello y la zona rural de Valledupar.

“Lo que empezamos a reconstruir es lo que es lo que se va a desarrollar en el ordenamiento de la propiedad rural, vivienda, saneamiento básico, salud y vías terciarias, el tema de proyectos productivos, es el enfoque que tienen estos proyectos con enfoque territorial.

Por su parte, el vicepresidente de la República, Oscar Naranjo, invitó a los  gobernadores a trabajar de manera consensuada en la implementación de los acuerdos de paz y a apoyar la política antidroga y de erradicación voluntaria de cultivos ilícitos en los departamentos.

“Tengan la seguridad señores gobernadores de que ustedes son muy importantes en esta política de implementación de los acuerdos y lo estamos haciendo con los expertos de convivencia y seguridad ciudadana; vamos a ampliarlo con ustedes, porque no sacamos nada con haber logrado la paz si permitimos que la delincuencia común y organizada se tomen las regiones”, afirmó el vicepresidente.

Los mandatarios le recordaron a Naranjo que el programa de sustitución de cultivos ilícitos es una oportunidad para que el 50 por ciento de los departamentos del país salgan de los efectos negativos de dichos cultivos y mejoren las condiciones de vida de los ciudadanos.