13 junio, 2019

La Paz sí aprovecha la paz financiando su acueducto

Es de resaltar la gestión del municipio de La Paz en cabeza de su alcaldesa Andrea Ovalle obteniendo con ‘Obras por Impuestos’ la empresa de Energía de Bogotá, propiedad del Distrito, $8000 mil millones para construir su acueducto y lograr cobertura al 100 % de su cabecera.

Es de resaltar la gestión del municipio de La Paz en cabeza de su alcaldesa Andrea Ovalle obteniendo con ‘Obras por Impuestos’ la empresa de Energía de Bogotá, propiedad del Distrito, $8000 mil millones para construir su acueducto y lograr cobertura al 100 % de su cabecera. Esa plata complementa los $3000 millones-, que había conseguido de Findeter, para un total de $11.000 millones.

Recursos que el municipio no se obliga a pagar, que destina Bogotá como contribuyente, en lugar de pagarlos como impuesto de renta a la Nación (que iban al Presupuesto General), a una obra representativa y he aquí la gestión de convencimiento proyecto en mano que le tomó más de un año a la mandataria.

La empresa con su aporte, contratará la obra y su interventora, inicia el proceso en julio y se prevé que en octubre se vea el movimiento y se tome 10 meses. Así se sigue lo que ya abarca en 6 barrios el contrato en marcha de Findeter. La fuente es el río Chiriaimo y la actual planta de captación y tratamiento es suficiente para atender los requerimientos de una población que en los barrios y cada dos días recibe el líquido. Escasez acentuada por redes viejas y filtrosas que desperdician el agua.

Es una prueba de que sí se puede aprovechar ese instrumento de Obras por Impuestos que el Gobierno nacional estableció en 2017 en desarrollo del Acuerdo de paz para cubrir necesidades de municipios afectados por la violencia como La Paz, que está próximo a convertirse en un importante polo de desarrollo metropolitano.

Ese modelo lo aplicó en La Guajira la empresa Cerrejón para hacer la planta de tratamiento de Riohacha con una inversión de $6.000 millones. En el Cesar nos quedamos cortos y salvo el proyecto de $3500 millones de Prodeco para placa-huellas en vías veredales de Perijá y un proyecto de menor alcance que proyecta hacer Ecopetrol en el sur, no lo hemos aprovechado bien.

No pudimos por ahora pavimentar la transversal Codazzi- Cuatro Vientos, sobre la que tuvo voluntad Drummond, porque la gobernación adujo que no se contó con los diseños que entendemos tiene elaborados el Instituto Nacional de Vías (INVIAS). Se ha llegado a criticar, dados los niveles de corrupción que hay , que muchos mandatarios en el país como no contratan las obras, sino la empresa contribuyente, no tienen incentivo para que se lleven a cabo. Éste no parece ser el caso. Esperemos que no bajen los precios del carbon y no nos quedemos, al perder la oportunidad, viendo un chispero.

Siguenos como @El_Pilon