1 mayo, 2018

La parrandita

El locutor e investigador de la música vallenata, Celso Guerra Gutiérrez, recrea lo que ocurrió en la época de niñez de Carlos Vives, cuando en Santa Marta se reunían cada año para hacer una parranda con los reconocidos juglares del folclor vallenato, la cual sirvió de inspiración a Leandro Díaz para componer la canción ‘La Parrandita’.

‘La parrandita’ la conformaban un grupo de amigos, todos músicos vallenatos: Leandro Díaz, Luis Enrique Martínez, Abel Antonio Villa, Carlos Huertas, Alejo Durán, ‘Chema’ Martínez, Emiliano Zuleta Baquero, José María ‘Chema’ Gómez, compositor de ‘Compai Chipuco’. Además, Armando Zabaleta y Dagoberto López, compositor nacido en La Paz, Cesar, papá del rey vallenato Navin López.

Todos los años se reunían en Santa Marta, en casa de los Vives, para festejar a la virgen de la Perla de América. Ahí estaban Luis Aurelio Vives, padre de Carlos Vives, Rodrigo Vives Echeverría, Ignacio ‘Nacho’ Vives, el abogado fonsequero Rafael Penso, quien era el encargado de contactar a todos los músicos para esa fiesta y otras que se hacían en el transcurso de los 20 años que duraron reuniéndose.

Cabe recordar que para esa época, ante la poca valía que tenía la música vallenata en la región del Valle de Upar y la Provincia de Padilla, nuestros cantores se fueron a vivir a la Zona Bananera, donde su música tenía reconocimiento, eran contratados para amenizar todo tipo de fiestas.

La reunión giraba en torno a la buena música de los artistas campesinos, que además de jugar dominó, contaban chistes, anécdotas y vivencias que después se convirtieron en cantos antológicos.

De esta fiesta, siempre hacia parte Carlos Vives, quien era un niño “necio” y permanentemente vivía preguntado a los juglares sobre los hechos que referían en sus canciones. Sus padres para mantenerlo entretenido, le encomendaban la misión de velar por el bienestar del maestro Leandro Díaz, quien a raíz de esta cercanía con el maestro le cogió mucho afecto al convertirse Leandro en su consejero mayor, para que dejara de ser un niño tan hiperactivo.

Desconocían ambos personajes la trascendencia y el impacto que tendría para la música vallenata, años después, esta parranda que se hacía anual en Santa Marta a Rafael Penso, se le ocurrió sugerirle a Leandro que enmarcaba esta reunión de amigos parranderos en una canción.

Leandro Díaz con la agudeza que lo caracterizaba, tomó nota de la sugerencia parrandera y al año siguiente se presentó con la canción ‘La Parrandita’, donde enlaza a los padres, familiares y amigos de Carlos Vives que se reunían en torno a esa parranda donde nacieron y escucharon canciones que hoy hacen parte de la antología del cancionero de américa y el mundo.

Hice esta composición de mañanita /
en ella llevo el recuerdo de mi pueblo /
Aquí va representada la provincia /
Su música cadenciosa y muy bonita /
Invita a tomar un trago al parrandero /
Y le traje estos versos compañeros /
A ve si podemos hacer una parrandita /

Voy a saludar primero a Dagoberto /
Como ya no toma trago se enguayaba /
Cuando escucha un acordeón se ve contento/
Pero su guayabo lo lleva por dentro /
Porque ya no toma trago en las parrandas /
La negra que lo conoce entusiasmada /
Le dice yo me conformo con tus versos

Tenemos a Chema Gómez aquel pionero /
Que toca la concertina con maestría /
Le canto a Rodrigo Echeverría /
El hombre que pa’ beber escoge el día /
Le gusta escuchar un buen acordeonero /
Un saludo a Rafael Penso,
el parrandero que sabe calificar una melodía

Después de nombrar a varios parranderos /
A un amigo le quiero decir una cosa /
Este verso es para Rodrigo Lineros /
El hombre que allá en el parque pone cebo /
El hombre de las mentiras más hermosas /
Se lo digo de una forma cariñosa /
No hay duda que el gran Rodrigo es hombre serio /
Se lo digo de una forma cariñosa /
No hay duda que el gran Rodrigo es hombre serio

Yo saludo a Branco Rea y Jesús peralta /
Y al compadre del Molino y Villanueva /
Ese compadre es hermano Zabaleta /
El hombre que componiendo se respeta /
Demuestra sus calidades cuando canta /
Cuando salen las canciones vallenatas /
Si tienen algún motivo se impacienta /
Cuando salen las canciones vallenatas /
Si tienen algún motivo se impacienta

Bueno Leandro, aquí ya llegó toda la gente del dominó/
Está Raúl Brugés, Gonzalo Romero, Rafael González /
Mira al Mono Sánchez, Rafael Fuentes, Jaime Correa, Florentino Noguera, Efraín Villadiego y Luis Aurelio.

Esta canción la conocimos años después en la versión del rey vallenato por excelencia Raúl ‘Chiche’ Martínez y la voz de ‘El Jilguero de América, Jorge Oñate.

Luego de muchísimos años, después de trasegar por diferentes actividades del arte como actor, cantante de música pop y baladas, Carlos Vives se reencuentra nuevamente con la música vallenata, es llamado para hacer el papel estelar de Escalona en la primera serie televisiva exitosa que se hizo de la música vallenata.

Como consecuencia del éxito de la telenovela es llamado por una disquera para hacer un par de discos con las canciones de Escalona, que hicieron parte de la banda sonora de esta serie, que mostró el vallenato al mundo, de este par de discos se vendieron unas 50 mil copias.
En la mente de Vives quedó prendido todas esas canciones que había escuchado con esos importantes juglares de la música vallenata, en el patio de su casa cuando era niño, y proyectó hacer un álbum con esos cantos de diversos exponentes, al cual llamaría ‘Clásicos de la Provincia’.

Muchas disqueras le sacaron el cuerpo al proyecto, consideraban que era muy costoso, además por las exigencias de Vives de tener dentro de la disquera un auditor. Después de muchos ires y venires, fue llamado por Carlos Ardila Lule, propietario de la disquera Sonolux quien aceptó la propuesta. Desde ese momento se inició el recorrido por el mundo de la música vallenata de la mano de Carlos Vives, al resto de empresas disqueras que no vieron viable este proyecto musical al darse cuenta del éxito mundial del álbum, les cayó la gota fría.

Por Celso Guerra Gutiérrez