24 diciembre, 2018

La Navidad brilla en sectores vulnerables de la ciudad

Distintos miembros de la comunidad a través de sus iniciativas particulares han llevado un tiempo de alegría a los pequeños de diferentes zonas como la invasión Las Mercedes o la margen derecha el río Guatapurí.

En medio del desarrollo de las festividades decembrinas y en el marco de la tradicional noche de Navidad en la cual los más pequeños esperan con entusiasmo que Papá Noel traiga los regalos que pidieron en sus cartas, algunas personas de la comunidad han asumido este rol para llevar un presente a pequeños que, por las condiciones en que viven, no pueden contar con un presente para disfrutar en este mes.

De esta manera muchas personas vienen adelantando una labor social para compartir en esta época en la cual la solidaridad cobra especial significado.

Uno de estos casos ha sido el barrio Villa Maruamake donde a través de una gran pesebre, que sus vecinos consideran el más grande del Caribe colombiano, han logrado reunir a cientos de niños para quienes ha habido un detalle especial.

De acuerdo con lo que explicó Álvaro Caro, presidente de la Junta de Acción Comunal de este barrio, ya han entregado 750 regalos a los pequeños que asisten a las novenas en dicho lugar.

Para este fin contaron con el apoyo de la empresa privada a través de Transelca que donó algunos de los regalos y también con la participación de la gestora del Festival de la Leyenda Vallenata, Diana Molina, y el concejal José Gómez, según expresó Caro.

De cara a estas festividades, en este popular barrio de la capital del Cesar se prepararon con algunas adecuaciones que adelantó la misma comunidad con lo cual pintaron los bordillos, todos los lotes enmontados los convirtieron en áreas de goce y disfrute en los que hicieron por ejemplo, una cancha de fútbol y el pesebre. En este sentido se vincularon también la Secretaría de Gobierno poniendo a disposición la maquinaría necesaria para la limpieza de los lotes y el Batallón La Popa así como la Policía Nacional, que siempre les ha brindado acompañamiento.

“Todo espectacular, bonito, fue maravilloso lo que hicimos para finalizar este año. Todo salió muy bien y logramos cambiarle la cara al barrio”, manifestó Caro.

Además de los regalos entregados en el pesebre, otros 300 presentes fueron repartidos en la invasión Las Mercedes que se encuentra alrededor de la acequia del mismo nombre.
Entre tanto, para el próximo año en este barrio esperan que así como se sigan llevando a cabo estas iniciativas también lleguen algunas obras que están esperando hace un tiempo.

Según dijo Caro se trata de la pavimentación de dos calles sobre las cuales ya existe un compromiso de la administración local con el que todavía no han cumplido.