El Vallenato

La marca indeleble de Jorge Oñate en Gustavo Gutiérrez

Como una persona especial, amigo de toda la vida y uno de los principales cantantes de la música vallenata, así recordó el compositor Gustavo Gutiérrez Cabello a Jorge Oñate al conmemorarse este 28 de junio cuatro meses de su fallecimiento.

Desde su casa en Valledupar, el ‘Flaco de oro’, contó que siempre mantenía contacto con el ‘Jilguero de América’, quien lo consideraba como uno de sus compositores de preferencia, al punto que en sus 50 años de carrera artística le grabó 22 canciones, siendo ‘Paisaje de sol’, tema que cantó junto a Juancho Rois, una de sus favoritas.

Todas las canciones que me interpretó me gustaron, pero hay cuatro canciones que me marcaron: ‘Paisaje de sol’, ‘Calma mi melancolía’, ‘Lloraré’ y ‘El cariño de mi pueblo’, pero la que más me gusta es ‘Paisaje de sol’ porque esa canción para mí es significativa y Jorge Oñate la cantó de una manera muy especial”, dijo Gustavo Gutiérrez a EL PILÓN.

En la lista incluyó también ‘Cariño de madre’, obra insignia en la celebración del Día de las Madres de Colombia por la manera en la que el maestro describió el cariño hacia el ser más querido del universo, aprovechando para contar la historia detrás del clásico vallenato: “Mi mamá me decía que le hice un canto a mi hijo mayor Gustavo José, que es ‘Mi niño se creció’, y me reclamaba porque ella que me había traído al mundo no le había compuesto una canción, entonces se la hice y para un Día de las Madres, se la canté y se emocionó mucho”.

Jorge Oñate le grabó 22 canciones al ‘Flaco de oro’.  FOTO: CORTESÍA.

MARCA INDELEBLE

El compositor Gutiérrez elogió también la vida y obra del ‘Jilguero de América’ y reveló que cada vez que escucha una de sus canciones lo recuerda con nostalgia, no solo por sus aportes a la música vallenata, sino por ese don de gente que lo caracterizó.

Oñate deja una marca indeleble; aparte de su profesión de cantante, lo recuerdo con mucha nostalgia, es un amigo que nunca voy a olvidar por su gentileza conmigo. A Oñate el folclor vallenato lo tendrá como un guía, un estandarte y siempre lo recordaré con mucho cariño. Siento su ausencia continuamente cada vez que oigo en la emisora una de sus canciones, ya sea mía o de otro compositor, que también me gustan como ‘No voy a Patillal’ o ‘El cantor de Fonseca’”, añadió.

Por otro lado, mencionó que el fallecido cantante tuvo el privilegio de grabar los grandes éxitos vallenatos como ‘Nació mi poesía’, ‘Alicia adorada’, ‘Mi gran amigo’, entre otros. “Él tuvo el privilegio que supo escoger sus canciones y diría que fue el cantante que grabó las canciones clásicas vallenatas, ya que era muy exigente a la hora de escogerlas. Jorge Oñate para mí es la voz inigualable y la mejor voz que ha dado la música vallenata, marcando un sendero al ser el primer cantante que dio nuestro folclor”, dijo.

EL RECUERDO DE UN AMIGO

‘El poeta’ recordó que conoció a Jorge Oñate cuando él estudiaba en el Colegio Nacional Loperena de Valledupar y con el pasar de los años la amistad fue creciendo, tanto que en su carrera como cantante lo invitaba a los estudios de grabación en Bogotá y a presentaciones en varias ciudades de Colombia.

Además, que cada 12 de septiembre, día de su cumpleaños, le regalaba una botella de whisky y una camiseta; llegando a su memoria la vez que cantó en el quinceañero de una de sus sobrinas. “Oñate fue muy especial conmigo. Cuando cumplió 15 años mi sobrina Johana él estuvo presente en mi casa y llevó el conjunto completo en la plaza Alfonso López cuando vivía allá, tocó y no nos cobró ni cinco centavos”, recordó Gustavo Gutiérrez.

Finalizó diciendo que a Jorge Oñate hay que recordarlo como el cantante que marcó un sendero en la música vallenata.

POR: CARMEN LUCÍA MENDOZA CUELLO/ EL PILÓN.

Lucia Mendoza Cuello

Share
Published by
Lucia Mendoza Cuello