28 marzo, 2019

La infraestructura del Cesar

Las iniciativas no gubernamentales son de resaltar, sobre todo cuando más que evidenciar subjetividades y coyunturas buscan construir en términos de pasado, presente y futuro. Foros El Pilón pone sobre la mesa el tema más complejo para las regiones, esto es, la infraestructura. Para el caso la infraestructura del Cesar. La infraestructura que en términos […]

Las iniciativas no gubernamentales son de resaltar, sobre todo cuando más que evidenciar subjetividades y coyunturas buscan construir en términos de pasado, presente y futuro. Foros El Pilón pone sobre la mesa el tema más complejo para las regiones, esto es, la infraestructura. Para el caso la infraestructura del Cesar.

La infraestructura que en términos generales se desarrolla a través de los contratos de obras, los cuales la mayoría de las veces se regulan a partir de la contratación pública que celebran las entidades gubernamentales del orden nacional, departamental y municipal; donde además se encuentran comprometidos recursos públicos de distintas fuentes; entre otros, del Sistema General de Regalías, del Sistema General de Participaciones, cualquier otro recurso de la Nación o hasta recursos propios de las entidades territoriales.

Que importante es que el contrato de obra pública sea consecuencia de un proceso de selección objetiva, que en la etapa precontractual del mismo se de una debida planeación, que las adiciones en valor y las prórrogas en tiempo que se hagan al contrato respondan a una justificación. Ya no solo es suficiente que se termine la obra y que no quede inconclusa o inservible, también es importante que la misma preste una utilidad pública.

Y es precisamente en la utilidad pública de las obras, donde El Pilón ha hecho referencias puntuales; claro se entiende que la existencia de una obra pública que no preste una utilidad, se traduce en un daño representado en la totalidad de los recursos invertidos en ella, puesto que a pesar de que existan obras ejecutadas parcialmente, si estas no cumplen con la finalidad para la cual fueron inicialmente contratadas, la totalidad de la inversión se convierte en un menoscabo a los recursos del Estado.

El mejor escenario es aquel donde las obras son finalizadas en el término previsto, en las mejores condiciones de calidad, y garantizar que presten la finalidad y utilidad para la cual fueron contratadas.
Ya sea infraestructura educativa o infraestructura hospitalaria o infraestructura deportiva, la planeación no es un tema menor y lógicamente debe partir de una necesidad. Así como tampoco es menor el hecho de que no se presenten dilaciones en la finalización y entrega de las obras y que la mismas cumplan con la finalidad para la cual fueron contratadas y presten una utilidad a la comunidad.

De resaltar la iniciativa del Foro: Pasado, presente y futuro de la infraestructura del Cesar, que tiene lugar en la ciudad de Valledupar, el día de hoy, sobre todo por tratarse de un departamento que lo atraviesa dos tramos de la inconclusa Ruta del Sol.

Siguenos como @El_Pilon