24 julio, 2021

La conectividad y su poder transformador

A lo largo y ancho de Colombia, en cada una de sus regiones, hay historias de vida donde se funden la curiosidad, la innovación, la creatividad y el emprendimiento con la tecnología y la conectividad. El resultado es el descubrimiento de oportunidades educativas, económicas, y sociales cuyos límites desaparecen entre más interés y pasión tengamos […]

A lo largo y ancho de Colombia, en cada una de sus regiones, hay historias de vida donde se funden la curiosidad, la innovación, la creatividad y el emprendimiento con la tecnología y la conectividad. El resultado es el descubrimiento de oportunidades educativas, económicas, y sociales cuyos límites desaparecen entre más interés y pasión tengamos por explorar el mundo de las TIC.

Simón es una de esas historias. Dando entrenamientos físicos personalizados para conseguir su sustento económico, la pandemia no fue un obstáculo insuperable, pues se apoyó en el poder de la conectividad y de las TIC para mantener sus lazos con sus clientes de manera virtual.

Él es uno de los primeros 33.633 beneficiarios de NavegaTIC, el proyecto nacional de conectividad móvil que está entregando minutos de voz ilimitados y 15 GB de navegación sin costo hasta julio de 2022 a 340.821 estudiantes y mujeres emprendedoras de todo el país.

Insisto en que la conectividad, si se hace con sentido, se traduce en más oportunidades para las personas y en un vehículo importante de reactivación económica. En Cesar, por ejemplo, ya hemos entregado más de 400 tarjetas SIM.

Un paso fundamental para conseguirlo, y para activar ese motor de oportunidades, es establecer un fuerte relacionamiento con la sociedad civil, especialmente con los jóvenes, para que conozcan cómo sacar el máximo provecho a las tecnologías de la información y a la oferta específica que tenemos para ofrecer a la ciudadanía.

Por ello hemos realizado un intenso trabajo con Llegamos con TIC, nuestra más poderosa estrategia de pedagogía social con la que buscamos justamente ese acercamiento. Serán 500 formadores de los 32 departamentos para capacitar a 140.000 líderes de comunidades de todo el país, que a su vez llevarán el conocimiento adquirido a los demás habitantes de sus territorios.

También estamos conectando a los jóvenes del país con el empleo. En este sentido, y en una coyuntura tan inesperada como la que vivimos por la pandemia, la Misión TIC no solo es un proyecto que está formando 100.000 programadores, sino que también busca brindar oportunidades de trabajo para aquellos que se certifiquen.

El programa cuenta con una estrategia de empleabilidad por medio de la plataforma  Interacpedia, que conecta la demanda del sector empresarial con la oferta de los egresados del curso de formación. A la fecha, la plataforma cuenta con 1.341 estudiantes registrados.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para 2025 Latinoamérica necesitará 1,2 millones de desarrolladores de software. La Misión TIC ha sido una experiencia maravillosa que ha dado importantes frutos como la contratación de 172 programadores  que han acogido nuestro plan de empleabilidad y el avance en la formación de más de 53 mil estudiantes durante este año.

Los egresados vinculados laboralmente están trabajando en empresas e instituciones como Blacksip, Seguros Bolívar, Habi, ITC Soluciones WOM, Salud Total, Chiper, bancos, alcaldías, bancos, el Ministerio de Minas y Energía y, por supuesto, el propio Ministerio TIC.

Como este programa, también contamos con una variada oferta con la que tenemos como fin que las TIC sean impulsor de crecimiento de negocios, mejorador de educación, ventana de formación especializada para líderes.

Para que esto no se quede en palabras, es fundamental que los ciudadanos de todos los rincones del país sean participantes activos, algo que ya vemos en jóvenes como Simón.

Mi invitación para ustedes, jóvenes, es que conozcan, se acerquen y disfruten del poder transformador de las TIC para hacer cosas antes inimaginables y para que se atrevan a soñar más alto. También los invito a que nos ayuden a crear, con sus sugerencias, una oferta cada vez más nutrida que esté al nivel de sus expectativas para seguir conectando con sentido. ¡Acompáñenme!