Publicidad
Política - 17 noviembre, 2022

“La casa Gnecco no es indestructible”: concejal Arzuaga 

El exdirector territorial del Ministerio del Trabajo sostiene que los comicios del 2023 representan “una oportunidad para los cesarenses de elegir a un gobernante que no pertenezca a esa casa de gobierno”. 

El concejal asegura que los precandidatos a la Gobernación “pueden conciliar para superar a la actual casa de gobierno” en las próximas elecciones.       / FOTO:  JOAQUÍN RAMÍREZ.
El concejal asegura que los precandidatos a la Gobernación “pueden conciliar para superar a la actual casa de gobierno” en las próximas elecciones. / FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

A once meses de las elecciones de alcaldes, gobernadores, diputados, concejales y ediles, hay opiniones diversas sobre el futuro de las ciudadanías del departamento del Cesar y la elección de sus gobernantes. 

En un intento de establecer un análisis comparativo: mientras que el analista político Carlos César Silva asegura que la familia Monsalvo Gnecco “no actúa con torpeza ni está desgastada”, en reciente columna de opinión; para el concejal vallenato Jorge Luis Arzuaga esta familia “no es indestructible”. 

En su columna ‘La oposición de los inútiles’, Silva afirma que “el poder político y financiero de los Monsalvo Gnecco continúa creciendo y tienen una maquinaría bien aceitada”. 

¿FORTALEZAS O DEBILIDADES? 

Sin embargo, Arzuaga dijo a EL PILÓN que “más que fortalezas, la casa Gnecco tiene muchas debilidades y por eso son fácilmente superables”.  

Los argumentos del cabildante del Partido Alianza Verde están relacionados con la gestión de los recursos públicos del departamento en la última década. 

Lea: Partidos en el Cesar se organizan para vencer a la ‘casa’ Gnecco 

“Ese grupo político hoy tiene al Cesar en una crisis porque  ha debilitado el tejido social, económico y medioambiental. Hoy la pobreza rampante supera el 50% cuando tenemos carbón, gas, fortalezas agropecuarias, hídricas y ecológicas”, son los elementos citados por el abogado para dar soporte a su afirmación.  

Por eso, el exdirector territorial del Ministerio del Trabajo sostiene que los comicios del 2023 representan “una oportunidad para los cesarenses de elegir a un gobernante que no pertenezca a esa casa de gobierno”. 

 Jorge Luis Arzuaga es concejal por el Partido Alianza Verde.      / FOTO:  JOAQUÍN RAMÍREZ. 

EL PUNTO DE ENCUENTRO 

No obstante, los abogados coinciden en que “el departamento va por mal camino”, y que los precandidatos de los diferentes partidos políticos “pueden conciliar para superar a la actual casa de gobierno departamental”. 

Los aspirantes a cargos de elección popular en los territorios podrán inscribir sus candidaturas a partir del 29 de junio hasta el 29 de julio del 2023 y tendrán hasta el 4 de agosto para modificar listas o candidatos por renuncia o no aceptación, según el calendario de la Registraduría Nacional del Estado Civil. 

LAS ‘MOVIDAS’ DE LA CENTRO-IZQUIERDA 

A nivel Cesar se construye el ‘Frente Amplio’ entre las colectividades que conforman el Pacto Histórico, la Alianza Verde, Comunes, la Alianza Democrática Amplia, ADA; parte del partido Liberal y otras personalidades que se autodenominan ‘independientes’. 

Dada la multiplicidad de candidaturas, Alexandra Pineda, vocera del Pacto Histórico, aseguró a este diario que crearon una comisión para definir un reglamento para quienes quieren llegar a la Gobernación del Cesar o a sus diferentes alcaldías. 

Alexandra Pineda, vocera del Pacto Histórico en el Cesar, dijo que están construyendo un “reglamento” para los precandidatos de centro-izquierda.       / FOTO:  JOAQUÍN RAMÍREZ. 

“Los candidatos deben regirse bajo ese reglamento para que todos puedan trabajar con garantías y unificar a todos los sectores en torno a una sola propuesta para la gobernación, alcaldías y corporaciones”, explicó la excandidata a la Cámara. 

Si todo ello no lo logran, según Carlos César Silva, “la derrota nuevamente será inevitable”.

‘LA DERECHA’

Por otra parte, está el Centro Democrático, cuyos líderes han sido opositores a la administración de Luis Alberto Monsalvo, intentando “retomar las banderas” del partido, pues admitieron ‘haber perdido fuerza electoral’ en este territorio. 

“La suerte electoral de la casa Gnecco depende de la habilidad de los candidatos que hoy están queriendo armar un bloque opuesto y su capacidad de organizarse en torno a los cesarenses y no alrededor de temas personales”, puntualizó el concejal Arzuaga. 

Lea: Cambio de residencia para elecciones territoriales inicia el 29 de octubre

POR ANDREA GUERRA / EL PILÓN. 

andreaguerraperiodista@gmail.com