Publicidad
Económicas - 5 agosto, 2022

Klaren’s ‘reactivaría’ su producción a mediados de agosto 

El suero es uno de los productos con más demandas porque se ha convertido en el acompañante de alimentos en muchos hogares de la región. 

La empresa Klaren’s  inició operaciones en 1985.                                                 /FOTO:  JOAQUÍN RAMÍREZ.
La empresa Klaren’s inició operaciones en 1985. /FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

En los últimos días se volvió tendencia la petición de decenas de personas,  a través de  las redes sociales, de que se ‘reactive’ la producción de alimentos como el suero Klaren’s de la empresa Lácteos del Cesar. Los usuarios de Valledupar, y otras partes del país, aseguran que son limitadas las tiendas y/o supermercados donde encuentran este famoso derivado de la leche del Cesar. 

Otros productos solicitados son: arequipe, quesillo, avena, tanllerín, helado y, por supuesto, la leche entera. Esta empresa ha estado trabajando a “media marcha”, según el presidente de la junta directiva, Alfredo Villazón Gutiérrez, a pesar de los problemas financieros que atraviesa. 

No obstante, EL PILÓN conoció, por medio del nuevo gerente Carlos Fajardo, que aproximadamente en dos semanas se pondría en marcha toda la operación para sacar al mercado lo que demandan los consumidores. 

Lea también: “Con paciencia y optimismo”: Alfredo Villazón sobre Klaren’s

“VOLVER  A LAS TIENDAS DE VALLEDUPAR”

“Eso va a ser lento, pero se irá avanzando lo más rápido posible para llegar a la mayoría de tiendas de Valledupar”, dijo Fajardo a este diario. El gerente señaló que actualmente se le están haciendo mantenimiento a las máquinas, además, que adelantan reuniones con proveedores para los empaques y otros insumos. 

Esto también representaría la recuperación de cientos de empleos directos e indirectos y un mayor aporte a la economía de la región. “Hace menos de un año la empresa contaba con más de 560 empleados directos, procesaba alrededor de 100 mil litros de leche diarios, más de 1.000 empleos indirectos”, aseguró Eloy Gutiérrez Anaya en una columna para esta casa editorial. 

Por lo pronto, hay quienes se lamentan por la escasez, mientras que unos pocos sienten la ‘dicha’ de poder adquirir dichos alimentos en las tiendas de barrio. 

Por Andrea Guerra Peña / EL PILÓN. 

@andreaguerraperiodista