Publicidad
General - 17 noviembre, 2022

Jóvenes rurales se capacitaron para transformar sus territorios 

15 jóvenes que hacen parte de la ejecución de esta política pública fueron capacitados en liderazgo y habilidades agropecuarias con el fin de promover el bienestar desde la ruralidad colombiana.

 Los beneficiarios, integrantes de familias restituidas en estas jurisdicciones, fueron capacitados en liderazgo y habilidades agropecuarias. FOTO: CORTESÍA.
Los beneficiarios, integrantes de familias restituidas en estas jurisdicciones, fueron capacitados en liderazgo y habilidades agropecuarias. FOTO: CORTESÍA.

En el marco de la clausura de los encuentros de pedagogía de la estrategia de ‘Complemento Generacional’ de la Unidad de Restitución de Tierras (URT), 15 jóvenes que hacen parte de la ejecución de esta política pública fueron capacitados en liderazgo y habilidades agropecuarias con el fin de promover el bienestar desde la ruralidad colombiana.

Los jóvenes provenientes de Riohacha, La Guajira; Bosconia, Pailitas, Manaure, Agustín Codazzi, Becerril, La Jagua de Ibirico y Valledupar, Cesar, participaron de la actividad, junto con sus padres, en capacitaciones y encuentros de diálogo que afianzaron sus conocimientos para promover la exigibilidad de derechos, puesto que se les brindaron herramientas para que construyan proyectos de vida con enfoque rural, apostándole a la asociatividad y al emprendimiento.

Para mí la tierra significa amor. El campo transmite tranquilidad, ya que siempre tenemos alimentos para nuestra familia. Dejar crecer una planta es una muestra de amor y gratitud a Dios. Espero nunca apartarme de mi parcela, ya que soy fiel creyente de que la supervivencia de la humanidad está en la tierra”, señaló Karen, participante del municipio de Becerril, Cesar.

Durante la jornada los jóvenes recibieron cuatro talleres de empoderamiento y formación para jóvenes; con el objetivo de fomentar su interés y participación efectiva en la implementación de la política de restitución de tierras, así como en las actividades productivas, sociales y culturales que se desarrollan en el territorio.

En la clausura quedó consignado que las nuevas generaciones deben continuar fortaleciendo el trabajo realizado, para que junto a su grupo familiar logren una reparación integral y sus vidas sean armonizadas.