9 junio, 2021

Invima ordenó cerrar el banco de sangre del HRPL

En una reciente visita del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos se dejaron en evidencia unos hallazgos que hacen incompatible la continuidad del funcionamiento del banco de sangre.

Hospital Rosario Pumarejo de López. 
Foto: Joaquín Ramírez/EL PILÓN

En una auditoría realizada por la Superintendencia Nacional de Salud al Hospital Rosario Pumarejo de López, HRPL, en el año 2020, se develaron fallas en materia administrativa, financiera, asistencial y de prestación de servicios, las cuales están relacionadas al incumplimiento de normas técnicas para el funcionamiento de varios servicios. 

“Se encontraron carencias en los protocolos de bioseguridad, deficiencia en dotación de equipos necesarios para la habilitación de servicios y de manera especial menciona las carencias del banco de sangre”, acotó Claudia Zuleta, diputada del departamento del Cesar.   

Según explicó Zuleta, producto de esa auditoría la Superintendencia reclamó al hospital un plan de mejoramiento, pero solo hasta este año fue ‘dejada firme’ aquella propuesta presentada por el centro asistencial ante la autoridad de protección. 

Lea también: Por una nueva vida: en el Cesar 546 personas esperan la donación de un órgano

Sin embargo, al parecer, esas medidas que se han tomado para subsanar no se han hecho de manera eficiente, ya que, en una reciente visita del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, se evidenciaron unos hallazgos que hacen incompatible la continuidad del funcionamiento del banco de sangre. 

SITUACIÓN DEL HOSPITAL

El HRPL ha sido históricamente el eje central de la red pública hospitalaria del departamento, actualmente su situación es, según algunas personas, calamitosa en su condición administrativa, financiera y en cuanto a prestación de servicios. “Tiene un déficit fiscal enorme y ha perdido su mercado, los pasivos crecen sin que se haga nada por contenerlos mientras que la contratación, la facturación y el recaudo caen estrepitosamente”, indicó Zuleta. 

Por tanto, manifiestan que el HRPL clama para que el gobierno departamental intervenga con un plan de recuperación, el cual amerita recursos financieros y humanos. “Lo que hemos visto en este año y medio de gobierno ha sido ausencia absoluta de decisiones que cambien el curso natural de colapso que lleva el HRPL, por lo tanto, la exigencia al gobernador del Cesar es que se manifieste, a que aparezca y tome medidas para salvar la más importante red de prestación de servicios en la mediana complejidad del Cesar”, agregó la diputada. 

Por medio de sus redes sociales, Zuleta ha difundido la situación del hospital, en la cual exige a la Gobernación del Cesar tomar las riendas de los hechos. En uno de sus trinos se puede leer: “Mientras @luismonsalvo se dedica a terminar sus obras inconclusas y a poner nuestras escasas regalías en el centro de la cultura vallenata, muere en nuestras narices la que fuera, antes de sus gobiernos, la más importante institución de salud de los cesarenses”

Le puede interesar: Colombia es uno de los 10 países con más periodistas fallecidos por covid-19

Uno de los mayores miedos de las personas es que, dada la decisión tomada por Invima, se inhabiliten otros servicios del hospital, ya que los bancos de sangre son una unidad complementaria que sirve de soporte a otros; es decir, la existencia de este es un requisito para que operen otras actividades, por tanto, al cerrarse es probable que tenga consecuencias en la posibilidad de mantener en funcionamiento otros servicios del hospital. 

Hasta el momento no existe un pronunciamiento oficial al respecto por parte de los administrativos, EL PILÓN intentó comunicarse con la gerente del Hospital Rosario Pumarejo de López, Jackeline Henríquez, pero no fue posible.

Por: REDACCIÓN/EL PILÓN