11 noviembre, 2019

Innovación pedagógica y social

Uno de los principales retos que tienen las facultades universitarias es el de hacer que sus estudiantes apliquen sus conocimientos en las comunidades y puedan desarrollar lo aprendido en la academia.

Uno de los principales retos que tienen las facultades universitarias es el de hacer que sus estudiantes apliquen sus conocimientos en las comunidades y puedan desarrollar lo aprendido en la academia con el fin de dar solución a algunos problemas con los que se toparán luego de la culminación de su periodo académico.

Ricardo Garzón Bello es docente y director del programa de Diseño Gráfico de la Universidad del Área Andina, y ha puesto en marcha desde hace un par de años un nuevo modelo pedagógico con el que sus estudiantes pueden aprender mediante la experiencia, que no sean solo ´estudiantes de aulas´.

La idea es que los alumnos puedan ampliar sus conocimientos impulsando proyectos desarrollados por la misma comunidad; es decir, los estudiantes aprenden y contribuyen al crecimiento económico de algunos pequeños productores.

Brindar solución a muchas problemáticas desde el desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (Tics) no es nada fácil, pero el docente ha logrado consolidar esta estrategia desde la obtención de buenos resultados con algunas pequeñas empresas, reduciendo brechas comunicativas a través de aplicaciones móviles y ecosistemas digitales.

Uno de los ejemplos que se destacan de esta metodología innovadora de enseñanza es la realización de un proyecto con los kankuamos; nos encontramos haciendo una consultoría con sus productos, en este caso el café”.

Cuenta el docente, quien explicó que el proyecto consiste en el desarrollo de una tienda virtual, en donde esta comunidad puede hacer visible su producto a nivel nacional, venderlo con mayor facilidad y posicionar su marca dentro del mercado; mejorando significativamente sus ingresos.

La estrategia permite que los estudiantes puedan ver cómo se desarrolla su trabajo en tiempo real con un cliente, lo que para ellos significa ganar mucha experiencia comercial al salirse del aula.