23 septiembre, 2021

Ingeniero vallenato lidera la construcción de una refinería en New York

José Rodríguez Daza aceptó el reto en septiembre del 2020, justo después de haber culminado sus estudios universitarios en San Antonio, Texas.

José Rodríguez, ingeniero de proyectos a cargo de la construcción de la refinería.

Una empresa azucarera ubicada en Florida, Estados Unidos, está construyendo una nueva sede en Buffalo, ciudad del estado de New York, lo cual ha sido todo un desafío para quienes están al frente de la obra; toda vez que estará cimentada en lugar de una edificación que data de principios del siglo XX, donde inicialmente funcionaba una planta de acero que fueron dejada en el olvido hace mucho tiempo.

El ingeniero vallenato de 24 años de edad, José Rodríguez Daza aceptó el reto en septiembre del 2020, justo después de haber culminado sus estudios universitarios en San Antonio, Texas. “Es una gran oportunidad de aprendizaje para mi desarrollo profesional, especialmente porque es la refinería más grande de esta empresa y me enorgullece poder desarrollar este proyecto”, expresó. 

Sin duda alguna es una empresa ambiciosa. Sus contratistas están adelantando trabajos para su restauración, en la que se tiene contemplada la construcción de un almacén, una refinería de azúcar, operaciones de empaque y oficinas.  Se espera que la refinería sea puesta en funcionamiento en junio de 2022. “Vamos adelantados con el proyecto, esperamos estar operando en un 50% el próximo año y al 100% en dos años”, refirió el ingeniero. 

Para la construcción de la refinería se realizó una inversión de 20 millones de dólares. Su ubicación en la ciudad de Buffalo fue pensada estratégicamente por estar en zona de frontera con Canadá, donde hay otra sede; al igual que en Chicago, Memphis, algunos países de Sudamérica y en islas del Caribe. 

El vicepresidente de la compañía afirmó que estos edificios se construyeron extremadamente bien, por lo que optaron por usar el marco y simplemente cambiar lo que sea necesario al interior. “Al principio, debes tener la visión para ver cómo se verá después”, dijo. En un edificio de 120 pies de altura los trabajadores están extrayendo cinco calderas gigantes para dar paso a una refinería de azúcar.

La mayoría de los proyectos de remodelación recientes han involucrado la construcción de edificios de estilo moderno, en lugar de reutilizar los edificios más antiguos que ya están en el complejo. El ingeniero Rodríguez reconoció que la historia de Bethlehem Steel se conserva en el transcurso de la obra. “Eso fue importante, darle una nueva cara a Buffalo, a la antigua compañía Bethlehem Steel, y mantener la historia de Buffalo”, dijo. 

Junto con las renovaciones está construyendo una estructura abovedada en medio de los tres edificios, para almacenar azúcar sin refinar. El vallenato manifestó que ha estado al tanto de todo, tomando fotografías para evidenciar el antes y el después de la transformación de la edificación.

Por: Andreina Galvez