16 junio, 2022

Indígenas Zenú se declaran en asamblea permanente en las afueras de la cárcel de Valledupar 

Los miembros de la comunidad exigen la libertad del cacique Eder Espitia Estrada, capturado el pasado jueves 9 de junio cuando se encontraba en un centro comercial en la capital cordobesa.

Ayer las autoridades del pueblo indígena Zenú, realizaron una protesta en las afueras de la Cárcel de Máxima y Mediana Seguridad de Valledupar para exigir la liberación inmediata del cacique Eder Eduardo Espitia Estrada. FOTO: CORTESÍA.

Cerca de 300 indígenas se declararon en asamblea permanente luego que miembros del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía General de la Nación capturaron el pasado jueves 9 de junio, a Eder Eduardo Espitia Estrada, cacique regional del pueblo Zenú. El procedimiento judicial se realizó en un centro comercial en la ciudad de Montería por solicitud de la Justicia Especial Indígena.  

Las autoridades del pueblo Zenú y demás indígenas de las etnias wayú, kankuamo, yukpas, wiwa y arhuacos, quienes se sumaron a la manifestación, se agolparon ayer a las afueras de las instalaciones del Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, más conocido como ‘La Tramacúa’, para continuar con las jornadas de protestas que iniciaron desde el pasado sábado en esta capital.  

Tras cuatro días de manifestaciones, este miércoles se declararon en asamblea permanente.
FOTO: CORTESÍA. 

Hasta la ciudad cesarense arribaron el 10 de junio integrantes de los pueblos indígenas provenientes de Córdoba y Sucre, para requerir al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, INPEC, la liberación de Eder Espitia y, exigir respeto por las autoridades “propias” y “legítimas” del pueblo indígena.  

Seguimos en asamblea permanente todos los pueblos indígenas de la costa Caribe hasta que el Gobierno colombiano se pronuncie frente a la libertad del compañero. Vamos a seguir en pie de lucha para exigir nuestros derechos, los cuales han sido violados principalmente por las entidades del Estado”, dijo  Ferney Hernández, cabildo mayor del pueblo Zenú. 

Hernández explicó que la captura del cacique Eder Espitia se originó mediante la condena emanada por los ‘Abuelos Sabedores’, que según el cabildo mayor, no constituyen un órgano de aplicación de justicia del pueblo Zenú. 

La aprehensión del Cacique por parte del CTI fue ilegal porque el compañero Eder no tiene ningún proceso judicial con la Fiscalía ni con ningún juez de la República. El compañero fue condenado por una figura que no es legal del pueblo indígena Zenú que se llama ‘Abuelos Sabedores’”, agregó Hernández. 

Según el cabildo mayor, el pueblo Zenú tiene una Ley de Gobierno propio conformada por los Capitanes Menores, el Tribunal de Justicia y el Consejo Superior de Justicia, “estos son los elementos para aplicar justicia en nuestro pueblo inidgena Zenú, por lo tanto, el compañero fue capturado ilegalmente por la Fiscalía y CTI”. 

A través de un comunicado a la opinión pública el grupo indígena reiteró la denuncia ante la comunidad e instituciones regionales, nacionales e internacionales manifestando que, “el INPEC sin contrastar la legitimidad de las presuntas autoridades indígenas, procede a emitir resolución 003943 del 26 de mayo, recluyendo en centro penitenciario de alta seguridad a Eder Espitia, interfiriendo y afectando los Derechos fundamentales y colectivos del pueblo Zenú a la autonomía y el Gobierno Propio, y los Derechos fundamentales individuales del Cacique a su libertad”

KAREN LILIANA PÉREZ / EL PILÓN

@karenperezcol