14 mayo, 2019

Guinness Records pone sus ojos en un colegio de Valledupar

Se trataría de un reconocimiento a uno de los programas institucionales de este plantel que se ha mantenido por 12 años de manera ininterrumpida y que llamó la atención de la empresa encargada de recopilar las hazañas en esta región del planeta.

El rector de esta institución y uno de los estudiantes que participan en Zona Norte contaron en EL PILÓN de qué se trata esta postulación.

Foto: Sergio Mcgreen.

Con el fin de difundir las actividades al interior de la institución y ofrecer también un espacio educativo para la comunidad, el colegio Gimnasio del Norte creó hace 12 años un programa de televisión estudiantil llamado Zona Norte, que se ha mantenido como una herramienta pedagógica dirigido por los mismos estudiantes.

Por este motivo, ahora que ha pasado más de una década de su inicio, el programa Zona Norte ha llamado la atención de la marca Guinness World Records debido a que se ha emitido todo este tiempo sin interrupción. “A Guiness le ha llamado la atención Zona Norte y estamos mirando para ver si nos candidatizamos para un récord que no existe”, explicó Jorge Eduardo Ávila Urrea, actual rector de este plantel.

Según el directivo esta categoría la empezarían con ellos sobre televisión a nivel escolar y aparentemente tienen muchas posibilidades porque no existe otro programa como Zona Norte en la región. “En Latinoamérica creo que somos el único programa que no ha parado desde que empezó, que es una herramienta pedagógica del colegio y en el que la mano de obra es de los estudiantes, por eso han puesto el ojo en nosotros y vamos a ver en qué termina”, manifestó Ávila Urrea.

Para este proceso, si la institución decide postularse debe realizar un pago para que se lleve a cabo el viaje de los representantes de dicha marca a Valledupar de manera que hagan una visita al Canal 12, por donde se emite Zona Norte, a fin de que investiguen y decidan si los acreditarán con el récord o no.

En el caso de Juan Pablo Ovalle Torres, estudiante de noveno grado en este colegio, el programa llamó su atención porque siempre ha estado interesado en hacer parte de las organizaciones estudiantiles del colegio pero se le dificultaba expresarme en público. Ahora, a partir de su participación en dicho espacio, siente que ha desarrollado ciertas habilidades comunicativas que antes no tenía.

“Redactamos, investigamos y luego ya todo se agrupa y sale al aire en el programa”, expresó Ovalle Torres sobre su experiencia, quien destacó que dentro de la parrilla del programa tienen una sección que se llama ‘Cucuriacos’ en la que investigan durante un semestre un solo tema, hacen enfoques sociales, culturales, escolares y al fin del semestre lanzan un programa especial para mostrar toda la información que recolectaron.

Sobre la relevancia de Zona Norte para ellos como estudiantes, el joven, que además es presidente de la Organización Creativa Juvenil, OCJ, sostuvo que allí encuentran un método pedagógico que les permite desarrollar ciertas habilidades en redacción y comunicativas para perfeccionar esa área. “Creo que es muy importante porque siempre he escuchado que se puede ser muy bueno académica y laboralmente pero si no tiene la habilidad de comunicar ese conocimiento que tiene no sería una ventaja, entonces esa es la ventaja independientemente de la carrera que se estudie”, resaltó el joven.

Mientras la institución se anima con este proceso para el cual fue contactada por Guinness, el director de la misma hace un balance positivo sobre la transformación que está experimentando tras el cambio de propietarios. “El balance de la primera entregas de nota por parte de las familias fue excelente y ese es un medidor importante para un colegio”, indicó.

Ahora hay que esperar si finalmente se lleva a cabo este particular registro que haría figurar a Valledupar entre las listas más llamativas que existen con la autoridad universalmente reconocida en el registro de récords mundiales.

Por: Daniela Rincones Julio / EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com.co