1 mayo, 2018

¡Gracias! Carlos Vives

En verdad, ninguno de los homenajeados en las anteriores versiones del Festival de la Leyenda Vallenata, se consagró con tanta voluntad y pasión a magnificar la celebración del Festival Vallenato, la máxima expresión cultural popular del folclor colombiano.

En verdad, ninguno de los homenajeados en las anteriores versiones del Festival de la Leyenda Vallenata, se consagró con tanta voluntad y pasión a magnificar la celebración del Festival Vallenato, la máxima expresión cultural popular del folclor colombiano.

La verdad verdadera es que Carlos Vives ha desempeñado el papel de homenajeado con formidable sentido de pertenencia. Como debe ser. Acorde con la honorífica distinción que cada año otorga la Junta Directiva de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, a dignos cultores y promotores de la música vallenata y, Carlos Vives, es uno de ellos, desde cuando comenzó a protagonizar al gran maestro Rafael Escalona Martínez en la novela filmada por Caracol Televisión en 1991, dirigida magistralmente por el productor de cine Sergio Cabrera, bajo el guión de Bernardo Pereiro Romero, ingenioso actor y libretista que falleció en el 2005 a la edad de 61 años.

Si bien es cierto que Carlos Vives no es un auténtico intérprete de la música vallenata ancestral, no se debe desconocer que con su talento artístico y su banda musical ‘La Provincia’, compuesta por acordeón, gaitas y otros instrumentos, fusiona varios géneros musicales entre los que sobresalen el vallenato, la cumbia, el pop, rock, reguetón y otros ritmos, lo que lo ha catapultado como el cantante de música vallenata más cotizado a nivel internacional, en cuyos conciertos siempre congrega muchedumbres. Con sus canciones armoniosas ha conquistado considerable admiración. Entre sus tantos admiradores  destacamos a Will Smith, famoso actor de Hollywood, la meca del cine mundial y muchas celebridades de diferentes tipos de música se desviven por cantar a su lado. Por ejemplo; Shakira, con Carlos Vives canta ‘La bicicleta’, cuyo video paseando y bailando por nuestra costa Caribe es viral en las redes sociales.

El Festival Vallenato ha alcanzado mayor renombre en su versión 51, porque en esta celebración  agasaja a Carlos Vives, sinónimo de la música vallenata en el exterior. En mi reciente viaje a España, cuando decía que procedía de Valledupar me decían ¡Ah! Usted es amigo de Carlos vives, con suma alegría lo consentía. Esto de que soy su amigo no es tan mentira, pues cuando en Valledupar filmaron la novela Escalona, Carlos Vives fue mi paciente debido a que padeció un dolor abdominal sospechoso de apendicitis aguda. De noche, en pleno torrencial aguacero fueron a buscarme a mi casa para que lo examinara, le hice una rigurosa valoración médica y en el interrogatorio me respondió que el dolor le había comenzado después de haber cenado abundante cucayo, porque es una de sus preferencias gastronómicas. No lo hospitalicé, lo deje en observación domiciliaria, le formulé una dosis única de analgésico, recomendándole que solo ingiriera líquidos y en caso de que el dolor se agudizara me avisaran de inmediato. En 12 horas volví a examinarlo y lo encontré sin dolor. El señor Sergio Cabrera complacido me pago los honorarios.

En otra ocasión, mientras atendía en la Casa de los Abuelos de Valledupar a los viejitos enfermos (de manera altruista), la monja superiora del orfelinato muy contenta llevó a Carlos Vives al consultorio del área de sanidad, para presentármelo (él llegó con múltiples regalos para los abuelitos), al verme me saludó con abrazo y le explicó a la superiora que yo le había evitado la cirugía de apendicetomía, ya que otro médico no especialista en cirugía le diagnosticó abdomen agudo por apendicitis aguda y sugirió que buscaran mi atención. Sonriente como suele estar, me reiteró su agradecimiento y me felicitó por mi prudencia y responsabilidad profesional.

Después de ese fortuito encuentro no lo he vuelto a ver. En caso de que coincidamos en alguno de los espectáculos del festival, me le acercaría, lo saludaría y le daría las gracias por el grandioso   realce que le ha dado a nuestro maravilloso Festival Vallenato. ¡Gracias! Por haber traído a Ricky Martin a Valledupar, porque este artista extraordinario atraerá  más turistas, por la oportunidad de  verlo cantar en la relumbrante tarima Nicolás ‘Colacho’ Mendoza del coliseo Cacique Upar del Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consuelo Araujonoguera’.

Gracias por el hermoso proyecto turístico de ‘El Parque de la Provincia’, que prometió regalar a Valledupar, que se materializará en el lugar donde está el subutilizado ‘Parque del Helado’, ubicado entre el ‘Parque Lineal de Hurtado’ y el ‘Parque Consuelo Araujonoguera’. La esperanza de los vallenatos es que lo inaugure lo más pronto posible, en la versión 52 del Festival Vallenato, máximo en la del año 2020. Por su amor y gratitud a la música vallenata no nos defraudará.
Gritemos: ¡Festival Vallenato para siempre!

Aunque en adelante no habrá más homenajeados, si les harán reconocimientos a las personas sobresalientes en el ámbito de la música vallenata, que actualmente hay muchas y cada día surgen otros. Para la próxima versión, propongo que les hagan reconocimiento a los locutores Isaac León Durán y Jaime Pérez Parody. Cuál de los dos más versados en la trayectoria de quienes han aportado sus talentos  para colocar la música vallenata en el alto pedestal que hoy ocupa.  Orgullo de todos los vallenatos.

Por José Romero Churio