Publicidad
Cesar - 5 septiembre, 2022

Gobernación destinará $2.675 millones para hacer “mantenimiento rutinario” a  vías  rurales del Cesar 

Por las zonas seleccionadas, según explicó la entidad, hacen tránsito las cosechas y la producción pecuaria del territorio, además de estudiantes. 

La administración departamental contrató un proyecto por valor de $2.675 millones para hacer limpieza o desmonte de los alrededores de las vías de acceso a las zonas corregimentales en Cesar. FOTO: CORTESÍA.
La administración departamental contrató un proyecto por valor de $2.675 millones para hacer limpieza o desmonte de los alrededores de las vías de acceso a las zonas corregimentales en Cesar. FOTO: CORTESÍA.

Para el mantenimiento preventivo y rutinario de 22 tramos de vías rurales del Cesar, la administración departamental contrató un proyecto por valor de $2.675 millones para hacer limpieza o desmonte de los alrededores de las vías de acceso a las zonas corregimentales, demarcación y reparcheo donde se requiera, con el fin de conservar la operatividad de dichos tramos.

Por lo anterior, los tramos programados para mantenimientos son el corredor Codazzi- La Duda- San Jacinto – Batallón de Alta Montaña en el municipio de Codazzi; San Diego – Las Pitillas; San Diego – Los Tupes y San Diego –Media Luna; la vía nacional – La Victoria de San Isidro en La Jagua de Ibirico; Caracolí – El Perro en Becerril; La Loma – Potrerillo, en El Paso; en Chimichagua se les hará mantenimiento a las vías Mandinguilla – Dios me ve – Higo Amarillo; corredor del ramal a Candelaria y Las Vegas – Saloa.

En Tamalameque los trabajos de mantenimiento de vías se tienen previsto para el corredor vial de la cabecera municipal Atenquera y La Raya – Zapatosa. De igual forma, se hará mantenimiento a la vía que conduce del ramal a Simaña, en La Gloria; el ramal a Pueblo Bello; Caracolicito – Chimila, en El Copey; de Becerril a La Guajirita, y de Arjona a Astrea.

En lo que corresponde a Valledupar, los trabajos de mantenimiento vial se ejecutarán en la vía Callao – Los Calabazos; Los Venados – Guaymaral; subramal a Chemesquemena, de Atánquez a Guatapurí y de Patillal- Tzemuake (Villa Rueda).

La secretaria de Infraestructura del Cesar, Esther Mendoza Peinado, explicó que en estas zonas hacen tránsito las cosechas y la producción pecuaria del territorio, además de estudiantes, campesinos y población en general del campo hacia las cabeceras urbanas, impulsando además el potencial turístico de los paisajes rurales.

“Es un mantenimiento rutinario y periódico, quiere decir que las vías en determinado tiempo necesitan un trabajo preventivo para que conserven la calidad. Son acciones que se requieren ocasionalmente o con una periodicidad superior a un año en una carretera que pueden sufrir deterioro principalmente por el tránsito, por las condiciones de lluvias”, precisó Mendoza Peinado.

REDACCIÓN / EL PILÓN