7 octubre, 2019

Garantizarían seguridad alimentaria a indígenas

La iniciativa de Ortiz busca beneficiar a unas 250 familias de esta parte de la sierra Nevada de Santa Marta que cuente con seguridad alimentaria, sostenibilidad, fases de transformación y empleo para jóvenes y mujeres con enfoque diferencial.

La presidenta de la Agencia de Desarrollo Rural, ADR, Claudia Ortiz, visitó tres corregimientos del norte de Valledupar: Atánquez, La Mina, Río Seco y Ramalito, donde prometió un proyecto de aguacate y plátano para garantizar seguridad alimentaria.

El compromiso de impulsar un proyecto de aguacate y plátano para garantizar la seguridad alimentaria en la comunidad indígena de Atánquez, La Mina, Río Seco y Ramalito, quedó establecido por la presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, ADR, Claudia Ortiz, quien estuvo en estas comunidades ubicadas al norte de Valledupar.

La iniciativa de Ortiz busca beneficiar a unas 250 familias de esta parte de la sierra Nevada de Santa Marta que cuente con seguridad alimentaria, sostenibilidad, fases de transformación y empleo para jóvenes y mujeres con enfoque diferencial.

“El proyecto productivo contará con el acompañamiento del director técnico territorial de Córdoba y Sucre, Orlando Dangond; de igual manera, con el apoyo y respaldo del área técnica de la Agencia de Desarrollo Rural. Nuestra intención es apoyar las comunidades de las zonas rurales más alejadas del país para brindarles apoyo, transformar el campo y otorgarles herramientas a los productores del agro con el fin de lograr mayor desarrollo”, explicó la líder de la ADR.

Por su parte, ​Lot Villazón, líder indígena de esta localidad del Cesar, aseguró: “En la historia reciente del cabildo indígena Chiskuinya del territorio kankuamo no se había visto la presencia de una funcionaria de tan alto nivel. Su visita nos llena de esperanza de volver a ser una comunidad productora que comercialice sus alimentos”.

El líder indígena agregó: “Con el Sena y la ADR se viene adelantando un trabajo mancomunado con el presidente Duque donde se capacitaron 250 indígenas en buenas prácticas agrícolas, con énfasis en hortalizas; y en engorde de pollos criollos. Cabe recordar que hace 24 años éramos productores de yuca, aguacate, guineo, plátano; ahora somos consumidores y muchas veces no tenemos donde comprar estos alimentos, por lo que nos toca desplazarnos a otros territorios”.