4 junio, 2021

‘Galería el amor, amor’, así se titula ahora el emblemático callejón de La Purrututú

Este jueves fue develada oficialmente la placa de la galería artística elaborada en este lugar del municipio, del cual hicieron parte varios artistas locales apoyados con entidades públicas y privadas de Valledupar.

Placa “Galería el amor, amor”. 
FOTO: EL PILÓN

Con un ambiente pintoresco, colorido, macondiano y musical se dio inicio a la develación de la placa en el callejón de La Purrututú, un lugar emblemático caracterizado por sus calles empedradas y su entorno con similitud pueblerina, aunque durante muchos años fue un sitio abandonado a pesar de su significante aporte a la cultura vallenata. 

A través de obras de realismo mágico se creó acupuntura urbana con el fin de revitalizar ese espacio y mostrar la historia vallenata, femenina y literaria de este territorio, en el que no solo existe talento musical, sino también artístico-mágico, en donde con un ‘toque’ de sensibilidad y paz se logra crear un escenario que transmite tranquilidad. 

“Esta apuesta lo que pretende es una acupuntura urbana de tal densidad e impacto que genere un eco gigante de volver a la eternidad y al amor, que es la única manera como podemos reinventarnos y florecer para que pueda otra vez volver el desarrollo económico de la mano de la cultura”, manifestó la artista plástica Yarime Lobo. 

Así como ella otros artistas locales (Malú Barrera, William Toledo, Jader Montoya, Jacobo Solano, Yull Nuñez, Andrés David Santiago, Nacer Villamizar, José Neguith Galindo) decidieron regenerar ese espacio y convertirlo en un destino turístico que impulsara el desarrollo económico del municipio, y a su vez, le permitirá a los habitantes de Valledupar vivir un ‘mundo lleno de arte’ al ingresar a estas calles con murales de incalculable belleza. 

“Estos espacios son importantes porque recuperan la seguridad, incentivan el arte, e impulsan las nuevas generaciones para hacer nuevos procesos artísticos y creativos; además, le dan un impulso al turismo en el barrio Cañahuate”, subrayó Solano.

El canto de los pájaros acompañó las melodías que desde el escenario sonaban; los artistas felices cantaban “el amor, amor”, nombre que a su vez ahora figura en la placa de la galería artística. Uno de los ‘requisitos’ para ser parte de este evento inaugural era “ver con los ojos del alma” para percibir de la mejor manera aquellas creaciones coloridas y llenas de historia.  

“Todo arranca de un baile de piloneras, la mujer bailando y pilando; a su vez cantaba el amor, amor, que es un canto de guerra, pero que con el tiempo se fue transformando y se fue matizando. El Festival de la Leyenda Vallenata empezaba con esa canción  y quisimos enaltecer los principios de nuestra fortaleza”, explicó Lobo.

Al finalizar el evento, Yarime relacionó este lugar con un espejo, el cual les mostrará a sus visitantes su interior, es decir, lo que logren percibir esos son. “Quien no conozca el callejón corre el riesgo de ser el primer curador, que para mí es el más extraordinario, es el que siente, el que no necesita ser muy letrado sino sentir con el alma y lo que sienta hablará de él”, puntualizó. 

LOS QUE APOYARON LA INICIATIVA

El evento contó con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Económico, Medio Ambiente y Turismo de Valledupar, el Centro Cultural de la Fundación Universitaria del Área Andina y el Centro Comercial Guatapurí Plaza, quienes se involucraron en la creación de este espacio.

La secretaria de Desarrollo Económico, Emma Carrascal acotó: “Valledupar es la ciudad capital del vallenato, pero que hoy también tiene un nuevo nombre, es la ciudad de los callejones que enamoran, la ciudad que nos ha demostrado que los pinceles también reconstruyen”

Por su parte, Ricardo Garzón, director del Centro Cultural de la Área Andina, manifestó que desde esta institución buscan apoyar la reactivación económica, ya no desde la extracción sino de la cultura. “Queremos reactivar la economía y generar más posibilidades desde los espacios y emprendimientos culturales. Que sea una economía participativa y sostenible en el tiempo”, acotó. 

Erin Carlson, una joven proveniente de Texas, Estados Unidos, quien trabajará con la universidad antes mencionada, lleva 5 días en el municipio y expresa estar deslumbrada con los murales de La Purrututú. “Es impresionante, muy bonito todo. Estoy muy agradecida de estar acá y ser parte del evento para ver los murales y los artistas”, expresó con dificultad, dado su idioma nativo.

Por: KETTY GUTIÉRREZ MAESTRE/EL PILÓN 

Kjgutierrezma.18@gmail.com