14 noviembre, 2019

Fincas cacaoteras de Manaure fueron certificadas en buenas prácticas agrícolas

En el Cesar existen 7.260 hectáreas sembradas de cacao, de las cuales de 5.500 a 6.000 están en producción.

Las fincas agroturísticas Villa Adelaida y El Tucán, ubicadas en Manaure, el Ica y Fedecaco entregaron certificación en buenas prácticas agrícolas del cultivo de cacao.

Por tener cultivos de cacao con inocuidad a destacar en el Cesar, las fincas agroturísticas Villa Adelaida y El Tucán, ubicadas en el municipio de Manaure, recibieron certificación en buenas prácticas agrícolas por parte del Instituto Colombiano Agropecuario, Ica, y Fedecaco.

Son las dos primeras fincas en cacao con esta certificación, donde dimos un acompañamiento constante e insistente. Buscamos la inocuidad del producto, o sea evitar sustancias químicas y microorganismos adquiridos en la fase de producción primaria que puedan afectar la salud de los consumidores, lo cual se logra al llevar buenos registros de la organización de la finca: almacenamiento, insumos y herramientas que impliquen un beneficio ambiental, económico y sostenible”, explicó el gerente regional de la Federación Nacional de Cacaoteros, Fedecacao, Gustavo Díaz Meléndez.

Lee también: El cacao “camina a pasos agigantados” en el Cesar

De acuerdo al Ica, las buenas prácticas agrícolas van desde la siembra del cultivo hasta la cosecha de los productos con el fin que todos los predios productores de frutas y hortalizas del país estén certificados y de esta manera se asegure la inocuidad alimentaria, mediante la prevención de los riesgos asociados a la producción primaria.

Arnaldo Fragoso, propietario de la finca Villa Adelaida, manifestó su complacencia por esta certificación, asegurando que su finca produce uno de los mejores cacaos del Cesar.

Lee también: Producción de cacao en el Cesar aumentó en un 90 %

Tenemos una cantidad de clones de cacao con características particulares. Se trabaja por un producto totalmente orgánico y con los buenos suelos, por el clima de Manaure, hemos obtenido una buena calidad no solamente en el grano, sino en su sabor que le da un toque especial al producto final”, destacó.

Cabe recordar que en el Cesar existen 7.260 hectáreas sembradas con ese cultivo, de las cuales de 5.500 a 6.000 están en producción.