¿Es malo tener mascotas durante la maternidad?

Durante los nueve meses de la gestación no es necesario aislarse del mundo para evitar posibles peligros, como si se estuviera en cuarentena.

Durante el embarazo es conveniente establecer algunas medidas de higiene si convives con una mascota.

Durante los nueve meses de la gestación no es necesario aislarse del mundo para evitar posibles peligros, como si se estuviera en cuarentena.

Aunque cueste creerlo, las embarazadas que sean madres postizas de mascotas deben de tener un cuidado especial dependiendo del tipo de animal que tengan. Esto se debe, a que por mucho que se encarguen de estos, viven por sí solos con parásitos en su interior a los que son inmunes sus efectos por naturaleza.

Si en su hogar hay una mascota, es importante informarle primero al ginecólogo que la esté tratando sobre los potenciales peligros con respecto al embarazo y determinar si es necesario alejarlo.

El hecho de tener una mascota en la casa no implica mayores riesgos para una mujer embarazada. Con respecto a las infecciones, tal vez la mayor preocupación recae sobre la toxoplasmosis, que puede llegar a afectar al feto en desarrollo. Sin embargo, la posibilidad de infectarse es muy baja”, afirmó Ricardo Brochero, ginecólogo y obstetra.

Te puede interesar: “Conoce las frutas hidratantes que te podrán refrescar en un segundo”

Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre, de esto, la embarazada no es la excepción. Las medidas que deben tomarse son las siguientes para evitar complicaciones durante la gestación por la convivencia con las mascotas:

 

1️⃣Evitar que la mascota salte sobre el vientre materno cuando este se empiece a notar.

2️⃣Cerciorarse que todas las vacunas de la mascota estén al día durante los nueve meses de embarazo, e incluso, antes de traer al bebe a su casa.

3️⃣Pídale a su pareja que establezca un vínculo afectivo con la mascota porque si el perro con la dueña embarazada tienen una estrecha relación, este debe  estar preparado para pasar a un segundo plano al momento del alumbramiento.

4️⃣El perro es considerado como una de las mascotas más comunes en las casas, por lo cual este no representa mayor peligro para el nuevo ciclo es por esto, que no es necesario regalarlo si estás embarazada.

5️⃣Si tu mascota es un gato, este si puede representar un peligro para el tiempo de gestación; pues su pelo trae un parásito que causa una infección llamada toxoplasmosis. Esta se traspasa a los humanos a través de las fecas, su manera más común de contagio es cuando se limpia la arena del gato.

Lamentablemente, esta enfermedad en su incubación, se comporta de manera silenciosa, ya que las personas contagiadas no tienen síntomas. Pero en las embrazadas, esto puede generar graves complicaciones en el feto, llegando incluso a un aborto espontáneo.

SÍNTOMAS DE TOXOPLASMOSIS

  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Glándulas hinchadas
  • Indicios que se pueden confundir con una gripe

si el contagio ocurre justo antes o durante el embarazo, el bebé tiene entre una a dos posibilidades de ser portador, pero si ya diste a luz, y todavía conservas a tu gato como mascota, debes tener sumo cuidado con el contacto que este puede tener con tu hijo.

El riesgo importante para el feto existe durante el primer trimestre de gestación, pero si se siguen unas pautas para evitar el contagio, este se reduce de forma drástica”, puntualiza Víctor Rodríguez, veterinario.

Otras mascotas comunes son:

  • Hámster
  • Ratones
  • Conejos

Los roedores más cotidianos elegidos como mascotas por muchas familias. Paradójicamente, estos son los más peligrosos para una mujer en gestación. Evidentemente, no es que vayan a morder brutalmente a la embarazada, no: lo que sucede es que pueden llegar a ser portadores de coriomeningitis linfocítica, virus que solamente los poseen los roedores silvestres, pero que pueden transmitirse a los domésticos después de compartir una misma zona o aparearse.

FORMAS DE CONTAGIO
• Contacto con anidación, saliva, orina, excrementos o sangre del roedor.
• Aspiración de excrementos del ratón.
• Limpiar la jaula del hámster sin las precauciones necesarias.

Este virus en la madre, puede causar graves defectos congénitos al bebe, incluso la pérdida de este, si el feto sobrevive puede llegar a ser portador de este mal a la madre.

Te puede interesar: ¿Cómo tener un Caimán como mascota?