27 mayo, 2021

En Media Luna siguen esperando solución ante la falta de agua potable

Esta situación ha causado que los residentes de esta localidad sufran enfermedades en la piel, además de diarrea y vómito.

El agua llega con lodo en los grifos de los hogares de Media Luna. 
Foto: cortesía.

Los habitantes del corregimiento de Media Luna, jurisdicción del municipio de San Diego, siguen esperando que la administración municipal y departamental busquen una solución definitiva para la problemática que persiste en el acueducto de esta pequeña población, donde luego que el agua es captada del río Gota Fría, no tiene ningún tipo de tratamiento. 

Esta situación ha causado que los residentes de esta localidad sufran enfermedades en la piel, además de diarrea y vómito por las malas condiciones que llega el vital líquido a sus hogares. 

En una reciente edición de EL PILÓN, Yaleston Ayala manifestó que esta es una problemática que lleva años ante la mirada inoperante de las diferentes administraciones. 

En esa oportunidad el alcalde de San Diego, Carlos Mario Calderón, manifestó que realizarían una visita técnica en conjunto con funcionarios de la Gobernación del Cesar, pero aún siguen esperando. 

“Los únicos que vinieron fueron funcionarios de Aguas del Cesar, lo cual no es su competencia porque el acueducto fue construido hace 8 años por la Gobernación del Cesar y la administración y mantenimiento quedaba a cargo del municipio, pero no se ha logrado nada. El agua llega a los hogares con lodo y malos olores; en el puesto de salud diariamente llegan personas con diarrea y ya estamos cansados de esto”, manifestó un habitante que pidió no revelar su nombre. 

VOZ DE AGUAS DEL CESAR

Al respecto, la gerente de Aguas del Cesar, Lina Prada, manifestó que funcionarios del área técnica hicieron un recorrido por la obra desde la bocatoma, pasando por la planta de tratamiento de agua potable hasta el tanque de almacenamiento. 

“Llegamos a esta comunidad tras el llamado de la comunidad y del alcalde Carlos Calderón; luego de la inspección técnica pudimos establecer que en la planta de tratamiento de agua potable no se están realizando procesos de operaciones unitarias (floculación, sedimentación y filtración), por tanto no se está potabilizando el agua correctamente”, aseveró la funcionaria. 

Añadió que lo anterior obedece a la falta de operación y mantenimiento, que le compete directamente al municipio. 

“Se observó que no se cuenta con equipos de dosificación de coagulantes (sulfato de aluminio), ni de cloración que garanticen la entrega de un agua libre de patógenos a los habitantes de la población, que están consumiendo el agua tal cual es captada de la fuente superficial”, dijo Prada. 

En este sentido, Aguas del Cesar apoyará al municipio con la elaboración de un plan de choque con recomendaciones para el mejoramiento del servicio como: restablecer el fluido eléctrico a la planta de tratamiento de agua potable para que pueda ponerse en funcionamiento, adquirir equipos de dosificación del sulfato de aluminio y de cloración para darle tratamiento al agua que llega a dicha planta, limpiar todas las unidades de floculación, sedimentación y filtración, así como sacar de servicio la planta de tratamiento de agua potable antigua del corregimiento ya que se encuentra obsoleta y en mal estado.