Publicidad
General - 23 enero, 2023

En La Paz, Concejo Municipal se quedó sin mesa directiva

De forma reiterativa, 6 concejales votaron en contra de la proposición para la elección de la mesa directiva y también abandonaron sesiones en 2022.

Concejo Municipal de La Paz. FOTO: INTERNET.
Concejo Municipal de La Paz. FOTO: INTERNET.

Al término del período de sesiones ordinarias del 2022, el Concejo Municipal de La Paz no había conformado la mesa directiva para la vigencia 2023. Según la certificación expedida el 15 de diciembre por la Secretaría General de esta corporación, las proposiciones para elegir mesa directiva quedaron negadas, dado que así lo contempla el Reglamento Interno cuando se presentan empates entre la votación en contra y a favor de las mismas.


En la queja impetrada ante la Procuraduría Provincial de Valledupar, el 13 de diciembre de 2022, por el concejal Marcos Pérez Ramírez, se puede leer que de forma reiterativa los concejales Eduardo Ovalle, Laín Rodríguez, Virgenith Pérez, Bladimir Yaruro, Elvis Canales y Alejandro Arenas votaron en contra de la proposición para la elección de la mesa directiva y también abandonaron sesiones.


En diálogo con EL PILÓN, el abogado cesarense Eduardo Rodríguez aseguró que “los concejos municipales están obligados según la Ley 136 de 1994 a constituir una mesa directiva y esta última cumple una función importante dentro de la corporación y es la de ser el órgano de dirección permanente de la Corporación. La junta o mesa directiva, por ejemplo, es la que recibe la renuncia al presidente del Concejo, preceptuado por el artículo 53 de la Ley 136 de 1994. También, elabora del presupuesto de dicha corporación”.


Agregó, además: “Sobre la posibilidad de que los concejales incurran en faltas por no elegir una mesa directiva, es importante manifestar que ellos son servidores públicos cuyas funciones y deberes están contempladas en la constitución, los tratados ratificados en el Congreso y sobre todo en la ley; y pues, el incumplimiento de la ley constituye una falta que debe ser observada exhaustivamente por el disciplinante”.


Finalmente, el periodista y veedor ciudadano, Luis López Mieles, indicó que: “Es un concejo que prácticamente está acéfalo. No se pueden tomar decisiones. Por lo regular, los concejos municipales son impares pero con la renuncia de uno de los concejales el año pasado, quedan unas minorías que no son las que comunmente tienen que estar ahí. Por lo tanto es un Concejo que pierde todo poder de decisión”, sostuvo Luis López Mieles, veedor ciudadano.
Al cierre de edición, el diálogo con los concejales que votaron en contra de elegir la mesa directiva de la corporación no fue posible.

ALEXANDER GUTIÉRREZ/ EL PILÓN