9 octubre, 2020

En juicio dijeron que triple crimen en Codazzi habría sido por el robo de una pistola

Después de más de un año de permanecer detenidos, la mañana del jueves por fin arrancó el juicio oral en contra de Olfer Enrique Valencia y Juan Gabriel Zapata, investigados por los delitos de secuestro simple, homicidio agravado y fabricación, tráfico y porte ilegal con arma de fuego.

Olfer Valencia y Juan Gabriel Zapata, comparecieron en la audiencia virtual.

FOTO/ARCHIVO.

Una pistola y una suma de dinero hurtada al comerciante Julio César Zapata Munera, sería el motivo que, presuntamente, desencadenó el triple crimen en la vereda La Aguacatera, de Agustín Codazzi, según lo ventilado en la audiencia de juicio oral que arrancó en contra de dos de los procesados por estos hechos.

Lee también: Masacre en La Aguacatera de Codazzi

Se trata de Olfer Enrique Valencia Ibarra y Juan Gabriel Zapata Munera, hermano Juan Zapata, quienes fueron los únicos que se declararon inocentes de los cuatro detenidos por los homicidios que enlutaron a tres familias.

Ahora la Fiscalía 17 seccional, representada por Fredy Rivero, en la audiencia de juicio inició la presentación de las pruebas con la declaración de uno de los investigadores de los homicidios, que dio cuenta sobre cómo los detenidos terminaron involucrados.

‘EL NEGRO’: EL DELATO

El investigador es un miembro del CTI de la Fiscalía que narró la manera cómo Javier Enrique Acosta Acuña, alias ‘El Negro’, uno de los determinadores de los crímenes, contó que detrás estuvo el comerciante Julio César Zapata en complicidad de otras personas más.

Todo habría iniciado cuando supuestamente ‘El Negro’ se ofreció a conseguirle lo robado al comerciante y durante sus averiguaciones terminó involucrando a unos de los ahora fallecidos.

No dejes de leer: Condenado a 40 años de cárcel por triple homicidio en Codazzi

Es así que el 28 de marzo de 2017 las víctimas fueron abordadas mientras se veían un partido de fútbol en un establecimiento conocido como La Neverita y posteriormente llevadas en una camioneta a zona rural donde fueron asesinadas con arma de fuego, cuyos cuerpos fueron encontrados la mañana del 29 de marzo de ese mismo año.

Manifiesta (El Negro) que no tuvo en el sitio del hecho que lo dejaron antes pero sí dice que participó Julio Zapata y una persona con características similares a Zapata y que la camioneta era del hermano…  señaló que hizo un trato con Julio Zapata y que vio una persona similar de copiloto, con características similares al hermano de Zapata”, dijo el investigador.

Agregó que mediante las labores de inteligencia y las imágenes de cámaras de seguridad pudieron identificar la camioneta en que trasladaron a los tres fallecidos: el soldado profesional, Edwin Salas Padilla, Luciano Acosta Brito y Hamilton Soto Lora.

Además, mediante las sectoriales de tránsito y transporte confirmaron que era de propiedad de Juan Gabriel Zapata Munera.

Hasta ahí llegó el relato del investigador, pues la audiencia tuvo que ser suspendida por la falta de una documentación del ente acusador, y su declaración continuaría el próximo 10 de diciembre.

Te puede interesar: En video | Así fue ingresado Javier Ordóñez a CAI de la Policía en Bogotá

LA DEFENSA

No obstante, anteriormente en la diligencia, la defensa presentó su teoría del caso e indicó que demostrará que Julio Gabriel Zapata y Olfer Enrique Valencia nada tuvieron que ver con los asesinatos.

Probaré más allá de toda duda razonable que por costumbre familiar y laboral, Julio César Zapata Munera tomaba el carro de Juan Gabriel Zapata, su hermano, para muchas diligencias que Juan necesitaba, entre ellas trasladar a su esposa e hija a citas médicas en Valledupar y para diligencias personales de Julio Zapata”, manifestó Benjamín Jaimes Quintero, abogado de Juan Gabriel Zapata.

Señaló, además, que ese día Julio Zapata sin que se enterara Juan Zapata utilizó el carro para los hechos ‘ya conocidos por todos’.

Mientras que la defensa del otro procesado indicó que Olfer Enrique Valencia sí departió el 28 de marzo de 2017 con las víctimas pero nada tenía que ver con los asesinatos.

Lee también: “El que ingresaba de 15 años en adelante era guerrillero de base”: Abelardo Caicedo sobre reclutamiento en las Farc

LOS CONDENADOS

 Por estos hechos, ya están condenados Julio César Zapata Munera, con 40 años de prisión y Javier Enrique Acosta Acuña, con una pena de 35 años y un mes de prisión. Ambos recibieron sentencia anticipada por allanarse a los cargos.