11 diciembre, 2021

En Guacoche deben comprar canecas de agua provenientes de Valledupar

Los habitantes de estos lugares se quejan por la ausencia del líquido en sus viviendas.

Habitantes de Guacoche señalan que deben comprar canecas de agua provenientes de Valledupar.
/ FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

Los pobladores del corregimiento de Guacoche, al norte de Valledupar, y uno de los barrios del municipio de El Paso, Cesar, han mostrado su descontento con las autoridades por el desabastecimiento de agua potable con el que conviven desde hace algún tiempo.

GUACOCHE

En el caso del corregimiento, perteneciente a la capital del Cesar, están a la espera del correcto funcionamiento del Acueducto Regional del Norte, puesto que en la actualidad están sobreviviendo con el agua que compran y con la que logran extraer del río Badillo para los quehaceres diarios.

Walter Romero, miembro de la Junta de Acción Comunal, señaló: “El proyecto del acueducto, según hemos conocido, está avanzado en más del 90 %, sin embargo, en estos días se han presentado inconvenientes porque cerraron las válvulas por fugas en las tuberías de los otros pueblos”.

A su vez, indicó que el abastecimiento de agua potable se realiza por la compra del líquido proveniente de Valledupar, la cual adquieren por canecas que pueden llegar a tener un valor de 2.000 pesos, sin embargo, en ocasiones no cuentan con dinero para poder realizar la compra, lo que les limita el consumo de agua.

Por esto mismo, aparte de pedir celeridad a la administración para que entre en marcha el acueducto, los habitantes solicitan que se facilite la llegada de carrotanques que subsanen el problema que actualmente presentan.

EL PASO

Este jueves, habitantes del barrio Coyupé, en El Paso, decidieron salir a bloquear la vía que conecta este municipio con Cuatro Vientos. Esto con el fin de llamar la atención de las autoridades competentes, Alcaldía y la Empresa de Servicio Público, Empaso, para que se mejore el servicio del agua, debido a que no están recibiendo un correcto abastecimiento.

El presidente de la Junta de Acción Comunal, Rodrigo Yáspez, indicó que el paro se convocó en razón a que hace más de 25 días no les llega el agua potable a sus casas y de igual manera están sufriendo con el sistema de alcantarillado porque en algunos lugares se evidencia rebosamiento, lo que podría causar un foco de infección en los ciudadanos.

Según señalaron los habitantes, el problema del acueducto radica en el daño de una de las bombas que suministra el agua para dicho barrio.

EL PILÓN en conversaciones con Walber Martínez, gerente de Empaso, constató que efectivamente se trató de un daño a una de las bombas por los altos voltajes que se están manejando en las líneas de energía.

Estamos sufriendo la misma problemática que en La Loma, por las subidas y bajadas de voltajes, con el infortunio que una de las bombas sufrió el daño. Estamos esperando que se solucione el problema por parte de la empresa de energía para poder restablecer el suministro”, puntualizó el gerente.

Asimismo, señaló que actualmente se está brindando agua potable a los habitantes del barrio por medio de carrotanques, lo que permite mermar la problemática para evitar nuevos cerramientos en las vías.

Recordemos que los habitantes de La Loma, corregimiento de este municipio, vivieron una situación similar cuando los funcionarios de Empaso al percatarse de los problemas de voltajes, decidieron suspender el servicio para evitar daños y, finalmente, después de un mes de haber tomado dicha prevención, posterior a arreglos de la empresa Afinia, se restableció el suministro.

POR JHOSER BERMÚDEZ.