25 septiembre, 2019

En el Cesar buscan integrar la productividad con la conservación ambiental

La iniciativa 20x20 es la oportunidad de demostrar que el sector agropecuario, de manera efectiva y concreta, ayuda a combatir los efectos del cambio climático, la deforestación Y el calentamiento global.

Los productores del Cesar adelantan mesas técnicas con integrantes de Tercer Planeta (un networking o red de trabajo de la ONG World Resource Institute de la Iniciativa 20×20) para aliarse en la restauración de tierras degradadas, con el fin de contribuir al cuidado del medio ambiente.

El especialista de Desarrollo Rural de esta entidad, Miguel Pinedo Palau; y la especialista en Proyectos Agroindustriales, Ángela María Betancourth Escobar, dialogaron con EL PILÓN sobre esta iniciativa.

¿Qué hace Tercer Planeta en el Cesar?

Estamos en la construcción del portafolio de proyectos de inversión para la iniciativa 20×20, liderado por World Resources Institute (WRI), con sede en Washington, que tiene el propósito de restaurar 20 millones de hectáreas de tierra degradada a nivel latinoamericano, de las cuales Colombia se comprometió con la restauración de un millón de hectáreas. Venimos a sumar esfuerzos, no a inventarnos nada.

¿Qué panorama percibe en el Cesar frente a sus objetivos?

Hay unas oportunidades inmensas por varias razones: por la condición geográfica del departamento, su vocación agrícola, su cercanía a los puertos, su conectividad, las condiciones ambientales, la necesidad de conectividad entre dos ecosistemas como la Sierra Nevada de Santa Marta y la serranía de Perijá, la necesidad de parar el proceso de degradación del suelo que ha sufrido el suelo por diferentes razones, así como el riesgo de desertificación que se tiene en el presente.

Estos aspectos, como positivos y negativos, llevan a que sea una de las prioridades intervenir en territorios como el departamento del Cesar. Además, aquí hay unos desarrollos muy importantes, liderados desde la Secretaría de Agricultura como ganadería colombiana sostenible, paisaje palmero sostenible, entre otros.

Ayer hubo una mesa de trabajo con productores del Cesar, cuénteme un poco sobre ello.

Estamos haciendo un acompañamiento, despejando dudas a un grupo de productores y ganaderos que quieren sumarse a la iniciativa 20×20 a partir de la gestión de la Secretaría de Agricultura del Cesar. Ellos quieren presentarse como un grupo gestor para un desarrollo de ganadería regenerativa y sostenible, poder desarrollar desde allí un proyecto que tiene que ver con reducción de la deforestación, rehabilitación del bosque seco tropical y generar unas buenas prácticas ganaderas.

¿Por qué es importante para los productores vincularse a esta iniciativa?

Porque es la oportunidad de demostrar que el sector agropecuario de manera efectiva y concreta ayuda a combatir los efectos del cambio climático, la deforestación y el calentamiento global. A partir de buenas prácticas productivas, bien sea del sector agrícola o ganadero, que generen una conciencia de la importancia de la sostenibilidad de su producción y de sus medios de vida propios como generación de ingresos. Es la oportunidad para que reconozcan a los bosques y ecosistemas como un elemento importante de sus sostenibilidad, rentabilidad y supervivencia dentro del sector.

“Estamos en mora de embarcarnos en esta iniciativa”: Secretaría de Agricultura

De acuerdo al secretario de Agricultura del Cesar, Carlos Eduardo Campo Cuello, su sectorial genera los puentes para que lleguen estos fondos de inversión al territorio del Cesar. “Vamos a firmar el próximo 22 de octubre ante el presidente de la república, Iván Duque, un acuerdo de intención entre World Resources Institute con el Consejo Nacional de Agricultura, Consa, de tal manera que haya esa intención entre los territorios y estos fondos de inversión. El Plan 20×20 es interesante; estamos en mora de embarcarnos en esta iniciativa”, aseveró.

Explicó que el Cesar tiene 1.491.000 hectáreas de frontera agrícola, tiene biosistemas importantes, no solo para el territorio sino para Colombia entera; tiene dos fábricas de agua considerables como la serranía de Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta, páramos, zonas bajas y acuíferos para hacer unos desarrollos productivos sostenibles.

“Queremos integrar la productividad con la conservación; no podemos detenernos en esta dinámica para que el desarrollo sostenible pueda hacer un aterrizaje importante en este departamento”, puntualizó.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ / EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co