10 diciembre, 2020

En Curumaní y La Gloria realizan cultivos forestales con fines de comercialización

Semilleros de melina, eucalipto, acacia mangium y caucho son cultivados en viveros particulares de estos municipios bajo normas fitosanitarias.

 Las visitas del ICA permiten tener un control de enfermedades en las plantas.

FOTO/CORTESÍA.

Agricultores de los municipios de Curumaní y La Gloria, en el centro-sur del departamento del Cesar, realizan cultivos forestales con fines de comercialización, los cuales realizaron ante el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, la solicitud de visitas técnicas para la verificación de los sistemas agroforestales con el propósito de mantener la sanidad de las plantaciones en los predios y de esta manera obtener la certificación de movilización.

Lee también: Denuncian traslado de escombros de las obras del centro a la margen derecha del río Guatapurí

Según el ICA, lo anterior está contemplado en el artículo 2.3.3.3 del Decreto 2398 de 2019, el cual reza que es esta entidad a la que le corresponden las funciones y competencias para el registro de las plantaciones forestales.

Para los reforestadores comerciales es importante y obligatorio el registro ante el ICA, con el fin de amparar su aprovechamiento, la movilización y la transformación primaria“, destacó el gerente del ICA, seccional Cesar, Luis Armado Castro.

La vigilancia fitosanitaria de las plantaciones forestales comerciales es vital para mantener el estatus fitosanitario, vigilar, controlar y erradicar las diferentes plagas y enfermedades que afectan a estas especies maderables.

En lo corrido del año 2020, en el departamento del Cesar se han expedido siete nuevos registros de cultivos forestales y sistemas agroforestales, que suman un área de 692 hectáreas de las especies: melina, eucalipto, acacia mangium y caucho.

No dejes de leer: Mujer de 88 años recibió título de primaria en el municipio de La Paz

Asimismo, la entidad ha realizado inspección y vigilancia fitosanitaria en 1.017 hectáreas de cultivos forestales comerciales.

REDACCIÓN EL PILÓN.