2 agosto, 2019

En Chiriquí dejaron el alcantarillado a medio camino

Luego de 10 años de construcción de la urbanización Chiriquí, la mayor parte del sector aún no cuenta con alcantarillado.

Son 90 familias las que hoy se encuentran en medio de aguas negras.

Foto: Sergio Mcgreen

En la urbanización Chiriquí salió peor el remedio que la enfermedad, según me contaron los residentes del sector. Estos aseguran que las tres calles principales del barrio necesitaban una red de alcantarillado y ahora con la construcción de este viven entre las aguas servidas por la mala planificación de la obra.

Esto lo aseguró la líder comunitaria Eudith Muegues Saurith, quien expresó que “el día que estaban instalando la tubería le dije al ingeniero que esto no iba a servir porque no se tomaron las medidas pertinentes y el topógrafo me contesto: que sí se podía hacer y que yo solo sabía hacer arepas, pero ahora el manjol de la carrera 28 con la calle 70 siempre está rebosado, porque no soporta la cantidad de aguas que se le conectaron”.

Las calles que no cuentan con alcantarillado son: la calle 70, 69 y 68. Foto: Sergio Mcgreen.

La obra que fue entregada en la segunda semana de julio es hoy un verdadero problema para la comunidad. “Esto está mal hecho y nosotros como comunidad se lo advertimos, porque se debían poner dos manjoles para que las aguas corran en su flujo normal, pero los miembros de Emdupar nos manifestaron que nosotros no sabíamos de eso y ahora esto no ha sido ninguna solución sino un problema mayor”, indicó Juan David González, un joven habitante del sector.

En este sentido, Manuel Álvarez, residente del barrio, indicó que la tubería instalada fue de seis pulgadas y la necesaria en ese sector es de ocho. “Esta tubería no tiene conexiones a las viviendas y tampoco le hicieron los dos registros o manjoles para que las aguas evacuaran sin ningún problema, sino que lo instalaron todo al contrario, por lo cual tenemos este problema de las aguas servidas”, acotó.

El jefe del área técnica de Empresa de Servicios Públicos de Valledupar, Ricardo Llanos, manifestó que solo hace falta un manjol que se construirá en la primera semana de agosto. “Emdupar socializó con ellos que la empresa pondría la tubería central y ellos la domiciliaria de cuatro pulgadas, pero en el momento que se anunció ninguno quiso hacerlo y ahora sí vienen las quejas, esta apuesta se está realizando en varios sectores como Amaneceres del Valle y La Esperanza”, dijo.

Llanos agregó que la tubería fue establecida conforme a la necesidad del sector y además invitó a la comunidad a realizar los pagos a tiempo del servicio.