23 julio, 2021

El temido ‘paseo de la muerte’ afecta a un concejal de Curumaní

Debido a un accidente de tránsito su pierna derecha resultó altamente afectada. Según el afectado, la EPS ha mostrado negligencia ante el caso.

Duván Pérez exige garantías para su salud. 

FOTO CORTESÍA.

Negligencia, inoperancia y oportunismo serían las palabras que definirían el caso del concejal de Curumaní, Duván Pérez Sánchez, el cual asegura que su EPS Cajacopi, donde se encuentra afiliado en el régimen contributivo, lo ha convertido en víctima del temido ‘paseo de la muerte’. Todo su proceso se ha resumido en intervenciones quirúrgicas fallidas, traslados e infección por una bacteria.

Pérez Sánchez relató que el 10 de mayo de 2020 sufrió un accidente de tránsito que le ocasionó fractura de tibia y peroné, politraumatismo en la caja torácica, fractura de clavícula y demás complicaciones. Ante la gravedad del caso ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente en repetidas ocasiones y ha logrado recuperarse de manera satisfactoria del politraumatismo.

Sin embargo, el problema de su extremidad inferior continuó y se convirtió en su calvario. La primera intervención fue realizada en la Clínica Sinais Vitais de Bosconia, en la cual manifiesta que le colocaron tutores externos (armazón metálico que se utiliza para fijar los huesos en su sitio) y como consecuencia de esto se produjo una pseudoartrosis con secreción, ocasionándole una bacteria.

Posteriormente ha sido sometido a varias operaciones, pero ninguna ha mostrado resultados satisfactorios; como consecuencia ha presentado osteomielitis. Debido a la excesiva cantidad de pus, el ortopedista decidió remitirlo a Barranquilla en busca de un cuarto nivel por la complejidad de su caso.

Duván contó a EL PILÓN que la clínica de Barranquilla sí contaba con todo lo que el paciente requería; no obstante, cuando llegó al área de urgencias no había camillas. “Un centro materno infantil de un corregimiento del departamento del Cesar está mejor dotado que esa parte a la que yo llegué”, aseguró el concejal de 24 años.

El pasado 21 de junio se le realizó la más reciente cirugía, el procedimiento asegura que fue bastante complejo debido a que está muy comprometida su extremidad inferior. Relata que los médicos tuvieron que extraer todo el injerto óseo y dejar en reposo la pierna de 2 a 3 meses para desinfectarla. Al pasar este tiempo iniciará un nuevo proceso quirúrgico para empezar a caminar, con muchas complicaciones.

TUTELAS Y LEGALIDAD

Pérez afirma que para solicitar la prestación del servicio ha tenido que recurrir a diferentes acciones legales, acotando que ha enviado más de 15 peticiones, quejas y reclamos a la Superintendencia Nacional de Salud. “La EPS ha sido muy negligente a pesar de utilizar todos los mecánicos constitucionales para mí defensa; soy abogado y de alguna manera me siento triste porque el sistema judicial le falta fuerza para hacer cumplir nuestros derechos. Cuando actúa a veces es muy tarde”, acotó.

Soy un joven de 24 años con muchos sueños y metas. Estoy postrado hace más de un año en una cama porque la EPS fue negligente en todo mi proceso, no garantizó como se debía mi derecho a la salud”, con estas palabras exige celeridad y sensibilidad ante su situación.

¿CUÁL DEBIÓ SER EL PROCEDIMIENTO CORRECTO?

Se le debió realizar una reconstrucción de tibia y peroné de manera inmediata y hacerse de manera interna; sin embargo, le realizaron un procedimiento en el que le pusieron tutores externos cuando su hueso no fue expuesto. Según los ortopedistas particulares que ha consultado, ese proceso que le hicieron no fue el adecuado.

Asegura que ese proceso que le realizaron en la Clínica Sinais Vitais fue para cobrar los 23 millones del SOAT, debido a que sus lesiones fueron producto de un accidente de tránsito. “Después que se comen el SOAT pretenden hacer una buena cirugía, pero ellos no contaban con que yo iba a adquirir una bacteria; ellos no piensan en el usuario sino en la manera de devengar cifras. Juegan con la salud del paciente solamente por su beneficio personal”, puntualizó.

EL PILÓN intentó comunicarse en reiteradas ocasiones con representantes de la EPS Cajacopi, pero resultó infructuoso porque no contestaron las llamadas telefónicas ni los mensajes.

POR: Ketty Gutiérrez Maestre/EL PILÓN

Kjgutierrezma.18@gmail.com