4 febrero, 2019

El sóftbol del Cesar, dos años sin reconocimiento deportivo

La Federación Colombiana de Sóftbol realizó el nombramiento para que el comité trabaje con el objetivo de recuperar el reconocimiento deportivo. El sóftbol en Valledupar parece que resurgirá de las cenizas, ya que la federación colombiana de este deporte ha tomado cartas en el asunto teniendo en cuenta el clamor que ha hecho la comunidad […]

Apitas niaesecum haribusa dero enda con necuptatem quatur, consecabor sitat.
Harunt audit mos eum rerum sam quam, odi officae ra alitatius dem expellam, ute vendita ecullor

La Federación Colombiana de Sóftbol realizó el nombramiento para que el comité trabaje con el objetivo de recuperar el reconocimiento deportivo.

El sóftbol en Valledupar parece que resurgirá de las cenizas, ya que la federación colombiana de este deporte ha tomado cartas en el asunto teniendo en cuenta el clamor que ha hecho la comunidad softbolera, que desde hace tiempo no ha podido jugar ningún torneo nacional.
Con el propósito de que el deporte de la pelota blanda vuelva a tener actividades oficiales en Valledupar, la federación ha nombrado un comité que se encargará de tomar partido y reorganizar la Liga de Sóftbol.

El comité consta de tres personas, entre ellas Wilfrido Gaviria, organizador del torneo que hace homenaje a los jugadores plus 50.
Los tres miembros del Comité Proliga tendrán un plazo de 90 días para trabajar en pro de la reorganización de la Liga de Sóftbol del Cesar.
El reconocimiento deportivo le fue quitado a la Liga de Sóftbol del Cesar el 4 de julio de 2017, desde entonces los clubes y deportistas ha tenido que batallar casi que con las uñas para poder obtener dividendos que les permita continuar con la organización los torneos en el estadio Dorismel Pacheco Fontalvo.
Hace más de dos años que una Selección Cesar de Sóftbol no ha podido salir a jugar eventos nacionales, situación que lamenta una de las glorias vivientes de este deporte: “Es triste el panorama del sóftbol, puesto que el reconocimiento deportivo se venció en 2017 y sin el reconocimiento no se puede participar en ningún torneo nacional”, aseveró Luis Periñan, expresidente de la Liga de Sóftbol del Cesar.

Otra de las personas que se pronunció sobre el tema fue el árbitro Edwin Gómez, quien coincidió en que el problema más grande que aqueja al sóftbol pasa por lo administrativo. “Los problemas administrativos que afronta la liga han evitado que Coldeportes le de el reconocimiento deportivo, esto ha llevado a que actividades como la bola rápida se haya ido perdiendo porque los jóvenes no son motivados y menos incentivados por lo que ellos han perdido el interés al sóftbol”.

Periñan hizo el llamado a la comunidad sofbolera para que la unificación sea el arma de batalla contra el olvido que ha venido teniendo este deporte “Nosotros debemos estar unidos en este momento difícil que está atravesando el sóftbol. Los jugadores deben tomar cartas en el asunto en sentido profesional, osea, debemos dejar de lado las rencillas”.
Según explicó Wilfrido Gaviria, el próximo mes de marzo iniciaran los trabajos de refacción en el estadio Dorismel Pacheco Fontalvo, escenario que sufrió quemaduras en parte de la gramilla, más exactamente en la zona occidental.

Por: ROBERT CADAVID / EL PILÓN
robertvalledupar@hotmail.es