12 enero, 2015

El Minuto de Dios, 60 años en los hogares colombianos

El 10 de enero de 1955 se emitió por primera vez en el canal 7 de la Televisora Nacional de Colombia El Minuto de Dios; 60 años después se ve en todos los canales de televisión pública y privada.

Todas las noches, antes de ser emitidos los noticieros nacionales en canales públicos y privados, aparece en la pantalla chica el padre Diego Jaramillo. “Dios mío en tus manos colocamos este día que ya pasó y la noche que llega”, son las palabras con las cuales este hombre finaliza ‘El minuto de Dios’, programa que llegó a su aniversario número 60.

Durante este tiempo 14.400 emisiones se han completado al aire en la TV colombiana, El Minuto de Dios es considerado el más antiguo de la pantalla chica nacional e internacional. El pasado 10 de enero, el programa cumplió 60 años de transmitirse de manera ininterrumpida.

Desde enero de 1955, el padre Rafael García Herreros comenzó a transmitir para los colombianos una breve reflexión espiritual cargada de sentido social, que ha acompañado al país todas las noches y que dio origen a lo que es hoy la Organización Minuto de Dios, conformada por siete empresas sin ánimo de lucro.

“En esos 65 años en radio y 60 en TV, el padre Rafael García Herreros desarrolló una labor muy importante sembrando semillas de paz a través de la televisión y de acciones concretas, pues trazó las sendas para que hoy mostremos resultados tangibles con miles de casas construidas, de oportunidades de educación, trabajo para los pobres, campañas de paz, de amor, de servicio y de solidaridad” manifestó el padre Diego Jaramillo, actual presidente de la Organización El Minuto de Dios.

Desde el momento de su creación como programa de radio y televisión se ha despertado conciencia social en el país y se promueve una fuerte colaboración de los ricos a los pobres, lo que algunos denominaron la revolución pacífica de los años cincuenta.
 
“Utilizando un instrumento, un medio como la televisión, el padre Rafael comunicó sus ideas de construir una comunidad de Dios basada en la educación y en el trabajo; mostró su pasión por servir a los pobres, a la gente marginada y empezó a utilizar la televisión para hechos tan  puntuales como darle vivienda a los más necesitados” comentó el padre Camilo Bernal Hadad, director mundial de la Congregación de Jesús y María, a la cual pertenecía el padre García Herreros.
 
Como si fuera poco lo que hace esta fundación, llegó la idea de dar casa sin cuota inicial a los más pobres y surgió la necesidad de trabajar por la consecución de recursos  para dar vivienda a los más pobres y nació el “Banquete del Millón”, evento que promovió a través del programa El Minuto de Dios y que aún se realiza año tras año, en ese entonces el Padre invitaba a dar un aporte generoso de 5 mil pesos para construir un país mejor. Gracias a ese evento se empezó a construir el barrio Minuto de Dios con su propio colegio, universidad, teatro y centro de salud, donde se concentra hoy la obra de carácter social más grande en la historia colombiana y que impacta todos los departamentos del país.

Curiosidades

En 60 años suceden muchas cosas y hay unas que no se pueden pasar por alto; las curiosidades que han marcado El Minuto de Dios son varias.

·        Los directores: Solo han sido dos: el padre García-Herreros y el padre Diego Jaramillo. En ausencia de los titulares, han sido reemplazados por sacerdotes como Bernardo Vergara, John Mario Montoya, Mario Hormaza y Camilo Bernal, todos de la Comunidad de Jesús y María, conocida también como comunidad Eudista.

·        Mensajes polémicos: este espacio televisivo ha abordado a lo largo de sus 60 años al aire, temas tan polémicos para el país como: la pena de muerte como alternativa ante la oleada de violencia de los años 50´s y 60´s, la corrupción en entidades estatales, la ineficiencia en la justicia, cobros indebidos en la educación, paternidad irresponsable, narcotráfico, terrorismo y guerrilla, entre otros.

·        Un espacio que no requiere licitación: En los años 80 se rumoró que el programa sería suspendido, pero el presidente Belisario Betancourt aclaró: “¡este programa se mantiene!, yo dije que ese programa es de Dios, y Dios no tiene necesidad de presentarse a licitación”.

·        Reconocimientos. En junio de 1984 durante la celebración de los 30 años de la TV en Colombia, la Presidencia de la República le concedió la medalla Manuel Murillo Toro, al Padre García-Herreros por su labor al frente del programa de TV.

·         Apoyo permanente. Azúcar Manuelita se convirtió en el patrocinador por excelencia de este espacio televisivo, desde su origen.

Por Freddy Oñate Acevedo / EL PILÓN
freddy.onate@elpilon.com.co