Publicidad
Columnista
5 diciembre, 2022

Mello Castro en Mariangola

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
José Atuesta Mindiola

El alcalde Mello Castro, acompañado de su equipo de gobierno, estuvo en Mariangola el 26 de noviembre para entregar dos importantes obras y anunciar otras que ya tiene definido el presupuesto.


El alcalde Mello Castro, acompañado de su equipo de gobierno, estuvo en Mariangola el 26 de noviembre para entregar dos importantes obras y anunciar otras que ya tiene definido el presupuesto.

Primero inauguró la pavimentación en asfalto de la calle que va desde la Inspección de Policía hasta la carretera nueva de doble calzada. En total son 600 metros pavimentados. La obra lleva el nombre de ‘Ismael Rojas’, quien falleció el año pasado, era de San Juan del Cesar, La Guajira, pero hijo adoptivo de Mariangola y un benefactor del deporte y la cultura.

Luego entregó 25 viviendas de interés social. Un programa en
convenio del Ministerio de Vivienda y Fonvisocial que gerencia Sol María Liñán. Las viviendas tienen dos habitaciones, sala cocina y los servicios básicos.

Entre las obras anunciadas, y garantizados los recursos, quedan en la memoria de la comunidad: la modernización del
acueducto con planta de tratamiento para agua potable; mejoramiento del alcantarillado (reparación de los manjoles, destaponamiento y revisión de redes); terminación del proyecto de pavimentación desde un extremo de la plaza principal hasta la entrada del cementerio, 800 metros en concreto rígido.

El alcalde Mello Castro me invitó a que le acompañara en la entrega de las casas, y me dijo: –Profesor Jose, hoy he traído
estas buenas noticias a su pueblo… ¿Qué obra cree usted que hace falta?

Le agradecí la deferencia por la invitación, y le dije: –alcalde, es urgente incluir el arreglo de otras calles. Entre ellas, la carrera dos, que va desde la carreta central hasta la cancha de fútbol del barrio ‘La Candelaria’ y el ‘Poso de los Castro’. En esa cancha se realizan campeonatos intercorregimentales, y los carros que transportan los jugadores tienen que quedarse a una o dos cuadras, porque los charcos y huecos no les permiten llegar. Esa avenida termina en el ‘Poso de los Castro’, que fue el balneario del pueblo; es un sitio que se puede recuperar para impulsar el turismo.

Y dos solicitudes respetuosas al director del INDER y al secretario de Educación: Desde el 2018 que le pusieron grama sintética y encerramiento a la cancha de la plaza principal, los estudiantes de la escuela Juana de Atuesta no tienen dónde jugar fútbol; dado que quien administra la cancha cobra la entrada para fondos del mantenimiento. Este cobro debería ser para jugadores de equipos particulares, no para los estudiantes. También urge recuperar el campo de fútbol del colegio Rodolfo Castro, que cuando tuve el honor de ser rector (1981-1987), lo hicimos con el apoyo de padres de familia, profesores y estudiantes, y hoy está totalmente enmontado.

Concluida la visita del alcalde Mello, un paisano mayor me llamó para evocar a ‘Pepe’ Castro: “‘Pepe’ hizo varias obras en Mariangola y es bueno que su nieto deje huellas con otras obras”. Y parafraseando una canción del maestro Rafael Escalona, cantó estos versos: “En Mariangola de noche se escucha un grito, un eco lejano que a la sabana llegó, ‘Pepe’ Castro hace tiempo trajo el Cristo y hoy su nieto unas casas entregó”.

José Atuesta Mindiola