22 marzo, 2020

El inicio de la lucha contra Electricaribe

La entrada de nuevos operadores despertó la ilusión en muchos de un mejor servicio y significó el fin de casi diez años de lucha para que Electricaribe abandonara la región. El presidente de la República, Iván Duque, fue el primero en tomar parte de la victoria.

Audiencia pública realizada en Valledupar en el año 2012 para hablar sobre el servicio de Electricaribe.

En medio de las preocupaciones y el llamado a cuarentena nacional para evitar la propagación del coronavirus, el Gobierno Nacional dio a conocer que se encontraron los nuevos operadores–inversionistas para la prestación del servicio de energía en la región Caribe.

El mercado de casi 10 millones de habitantes, que antes manejaba Electricaribe, se dividió en dos: ‘Caribe Sol’, a cargo del Consorcio Energía de la Costa, será el responsable de atender a los 1.21 millones de clientes en Atlántico, Magdalena y La Guajira; y ‘Caribe Mar’, en cabeza de Empresas Públicas de Medellín, prestará el servicio a 1.51 millones de usuarios en los departamentos de Bolívar, Sucre, Córdoba y Cesar.

La entrada de nuevos operadores despertó la ilusión en muchos de un mejor servicio y significó el fin de casi diez años de lucha para que Electricaribe abandonara la región. El presidente de la República, Iván Duque, fue el primero en tomar parte de la victoria.

La costa Caribe de nuestro país ha sido agobiada históricamente por una prestación deficiente del servicio de energía. ¡Esta historia cambiará a partir de hoy! Porque en nuestro Gobierno tenemos el talante para resolver los problemas difíciles”, indicó Duque.

EN LA AGENDA

El papel del Gobierno Nacional fue clave, además de los cambios regulatorios, asumió el pasivo pensional y realizó inversiones por más de $860.000 millones en infraestructura eléctrica. Pero, según reportes, representantes y líderes locales de la región fueron los encargados de poner en la agenda nacional la ‘vieja’ crisis de Electricaribe.

Uno de ellos fue el exrepresentante a la Cámara por el Cesar, Juan Manuel Campo. El debate realizado en julio del 2013 en plenaria de la Cámara de Representantes fue la oportunidad para poner en el orden nacional las denuncias contra Electricaribe.

En el año 2013 logramos a través de una proposición que se convocara un debate en la plenaria de Cámara de Representantes. Muchos estaban prevenidos. Ese día se logró que el tema de Electricaribe llegara a la agenda nacional, que los organismos de control metieran en su agenda a Electricaribe: se hicieron denuncias de malos manejos de los subsidios, con una ineficaz inversión, se estaba perdiendo la plata y Electricaribe estaba haciendo una facturación sin mayor soporte técnico. Teníamos que someternos a la disposición de Electricaribe: eran juez y parte”, señaló el exrepresentante por el Cesar Juan Manuel Campo, quien lideró la proposición del debate.

Pero, ¿cómo surgió la lucha para buscar una salida a Electricaribe? “En el momento que inicié en el Congreso pude percibir que Electricaribe era de los temas más sentidos, más fuertes para los cesarenses. Una historia me llamó la atención: realicé una visita al corregimiento El Bañito, de El Paso, y pude percibir una atrocidad: una señora me dijo que le estaba llegando la factura por 470.000 pesos, en una casa bastante humilde. A duras penas alcanzaban a subsistir con 800.000 pesos mensuales. Me dediqué a investigar de fondo el tema y se citó a una audiencia pública en octubre del 2012. Ese día hicimos un diagnóstico, además abrimos un buzón en la que recolectábamos quejas”, agregó Campo.

A ese buzón, comenta, llegaron miles quejas que fueron el soporte para liderar el debate realizado en julio del 2013 en plenaria del Congreso.

Luego, en el 2014 se hizo popular el debate en el Congreso donde el representante a la Cámara por el Cesar, Alfredo ‘Ape’ Cuello llegó con una camiseta en la que se podía leer: “¿Por qué no se van del país?”. “Que se vayan para Madrid, que se vayan para España, déjenos a nosotros en paz (…) Es un debate al irrespeto, es un debate a la altanería que una empresa ha mantenido contra el pueblo costeño al que ha humillado”, dijo en ese año el representante a la Cámara.

EL HOMBRE DE LAS TUTELAS

En Valledupar y el departamento, Melkis Kammerer se hizo popular por su lucha en contra de lo que consideraba “abusos de Electricaribe” a través de tutelas. Según indica, la disputa contra la empresa inició pocos meses después que llegara al departamento en 1999.

Llegaron al Cesar y el primero de enero del 2000 empezaron a sancionar con multas millonarias, llegaban, colocaban un medidor y al siguiente día llegaba la multa de $2 o $3 millones. La primera tutela que ganamos fue la del Juzgado Sexto Civil Municipal de Valledupar. Eso fue en el 2000. Logramos que anularan sanciones por violación al debido proceso, ellos eran juez y parte, manipulaban medidores, daban las medidas, sancionaban, no expedían ningún acto administrativo”, recalca Kammerer.

También conocido como la ‘Biblia de Electricaribe’, llevó las disputas legales hasta la Corte Constitucional y el Consejo de Estado. Recuerda el primer pronunciamiento de la máxima autoridad Constitucional.

En el 2004 la Corte se pronunció con la Sentencia de Tutela T 270-2004. Esa tutela la encabezó Joaco Guillén. En esa le tumbaron más de 100 sanciones a la empresa. Luego la Corte sacó otra donde no podría cobrar sanción pero sí energía dejada de facturar… ahí seguimos peleando”, señala Kammerer.

Por último, el abogado señaló que lo que se espera es que con la nueva empresa las normas sean diferentes. “Si EPM va a continuar con los comportamientos que trae Electricaribe se seguirá peleando, pero seguro actuará cómo vienen actuando en sus municipios, sin quejas, transparente”, concluyó el abogado.