9 agosto, 2014

El calvario de los corregimientos de Valledupar por falta de agua

Los 25 corregimientos de la capital del Cesar, no cuentan con sistemas adecuados para abastecerse de agua potable.

Pese a que Valledupar tiene una empresa de servicios públicos dedicada al acueducto del municipio, como lo es Emdupar S.A., los 25 corregimientos de esta capital no cuentan con la optimización del servicio de agua, ni siquiera con bocatomas que les permita abastecerse en temporadas secas, como la actual.
La llegada del fenómeno de El Niño deja al descubierto la falta de planeación de los gobiernos que aparentemente, contrataban empresas para ejecutar convenios relacionados con el acueducto en el área rural del Valledupar.
Así lo ratificó el secretario de Obras Públicas de Valledupar, Jair González Vigna, al asegurar que “todos los acueductos de la zona rural del municipio están abandonados, desde hace muchos años”.
Por tal motivo, el verano que azota a la Región Caribe en los últimos meses, sumado a la mala calidad de los trabajos de las redes de acueducto,mantiene privados del servicio de agua potable a los habitantes de la zona rural de la capital del Cesar, quienes han tenido que acudir al Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar para que, por medio de sus vehículos, les suministren el líquido.
Los más afectados en esta época de sequía son: Patillal, Río Seco, La Vega, La Vega Arriba, Los Corazones, Las Raíces, Badillo y El Alto de la Vuelta, debido a la reducción del caudal del río Badillo.
Luis Eduardo Gutiérrez Aroca, gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Valledupar, Emdupar, anunció que su entidad no tiene la responsabilidad de los 25 acueductos de los corregimientos de esta capital.
“La Secretaría de Obras Públicas del Municipio de Valledupar es la responsable de estos acueductos”, indicó, agregando que dentro de las reformas de los estatutos de la empresa está el asumir el compromiso con dichos proyectos” dijo el gerente de Emdupar.
Esta aseveración fue corroborada por el secretario de Obras Públicas del Municipio, Jair González Vigna. Sin embargo, esta dependencia, aparentemente, ha abandonado, de igual forma, el servicio de alcantarillado. El corregimiento de Patillal tiene alrededor de 18 años padeciendo por esta situación.
Pero, ¿Qué ha pasado? ¿Por qué ésta sectorial ha abandonado su responsabilidad?
Según Vigna, las administraciones anteriores han venido utilizando un mal mecanismo a través del tiempo, el cual tratará de cambiar el gobierno actual, de forma definitiva.

Innumerables problemas por el servicio de acueducto y alcantarillado deben sufrir a diario los habitantes de los corregimientos de Valledupar.

“Nosotros en este momento, acabamos de ejecutar un proyecto por, aproximadamente, 3.200 millones de pesos para hacer la optimización del nuevo acueducto del corregimiento de Patillal -en el que va a quedar el agua potable, en igual similitud que en Valledupar-. Vamos a terminar el alcantarillado que hace rato está inconcluso y vamos a hacer la optimización del acueducto en el corregimiento de El Jabo”, mencionó González Vigna.
Dos nuevos acueductos empezarán a construir la administración local. Sin embargo y pese a la alegría y motivación que podría generar en los habitantes los proyectos que beneficiarían a dichas poblaciones, habría en la Alcaldía de Valledupar un inconveniente de por medio.
“Una vez esos acueductos estén terminados, el municipio no tiene la capacidad financiera, ni operativa, ni la idoneidad estratégica para mantenerlos” dijo el secretario de Planeación.
No obstante, el funcionario público aclaró que luego de que el alcalde Fredys Socarrás Reales haya organizado a Emdupar- debido a que está en proceso de reforma de los estatutos que las constituyen y que impiden realizar convenios la Administración y que modificado en su totalidad- Emdupar entraría a operar.
El secretario de Obras especificó que “Emdupar, cuando entre a operar tiene que empezar a cambiar las políticas de la gente, de sociabilización y sensibilización para empezar a cobrar el servicio” afirmó.
¿Cuáles eran las fallas del pasado?
Los acueductos de los 25 municipios –que nunca existieron o al menos funcionaron un 100%- serían parte de estrategias políticas
“Nunca se ha hecho un acueducto potable en los corregimientos, con planta de tratamiento. El proyecto más cercano a un acueducto sería el de Mariangola o Aguas Blancas, pero no funcionan como un acueducto”, aseguró el secretario de Obras Públicas.
El Inspector Rural del corregimiento de Las Raíces, Hermes Rodríguez, en una publicación de EL PILÓN el 18 de noviembre de 2013, especificó “Aquí lo que hay es poza séptica, tenemos dos plantas potabilizadoras, una construida en el mandato de Elías Ochoa y otra en la de Luis Fabián Fernández, pero no sirven”, dijo.
Por su parte, el corregidor de Guachochito, José Eugenio Castilla, aseguró que el acueducto de su población está inconcluso. “Se le comenzó a hacer un mejoramiento en la administración pasada, no se terminaron las obras en la zona urbana del corregimiento. En épocas de verano el 70 por ciento del Corregimiento no tiene agua, por falta de la ampliación de ese acueducto”, aseguró el líder.
Para que la situación de los acueductos en los corregimientos de Valledupar no siga afectando a la comunidad, el encargado de la dependencia de Obras del Municipio especificó que los acueductos de la zona rural serán modernos, con plantas potabilizadoras.
Los proyectos
Mejorar la situación de los acueductos de la zona rural es una de las metas de este gobierno antes de culminar, según Jair González Vigna, por lo que “Desde que llegamos tratamos de cambiar la política, que es lo que estamos haciendo porque a nosotros nos quedaba fácil decir vamos a mejorar el acueducto de Patillal y quedaría el mismo problema, esa no era la idea. La tarea es que se va a hacer una inversión grande, que se adjudicó”.
Los trabajos empezarán hoy sábado, desde las 9:00 de la mañana, en Atánquez, posteriormente en Patillal, para terminar en El Jabo, en donde se crearán los comités de veedurías, de forma primordial.
De los 25 corregimientos de Valledupar varios entrarían al convenio que se está estructurando entre Emdupar y la Alcaldía que son: Patillal, El Jabo y se tiene finiquitado la adquisición de un recurso para un proyecto que vale más de 3.000 millones de pesos, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, el acueducto de Villa Germania, por lo que serían tres.
De igual forma la administración local hizo la gestión en Bogotá, donde los funcionarios consiguieron 3.000 millones para el acueducto y alcantarillado de otros corregimientos. Mientras que los proyectos que está haciendo la Gobernación del Cesar, al sur de Valledupar, en Caracolí, Los Venados, El Perro y Guimaral, también serán operados por el Municipio.
“Para finales de diciembre tendríamos resuelto el acueducto de 7 de los 25 corregimientos, nos harían falta 18, de los que no tendríamos la plata para hacerlos, porque necesitaríamos para todos se necesitaría aproximadamente 75 mil millones”, dijo el secretario de Obras Públicas.
¿Y el fenómeno de El Niño?
¿Cómo ayudaría la administración a las poblaciones que sufren de agua en temporada de fenómeno?, ante esta pregunta el funcionario público indicó: “¡Es imposible! Tocaría comprar más carro de mulas, o hacer lo que se acordó con la última reunión del comité de la Unidad de Gestión de Riesgo, donde dijeron que van a mandar una máquina perforadora para realizar pozos a ciertos sectores y cada quien se beneficiará y se mandarían carro tanques”.

Por Merlin Duarte García
merlin.duarte@elpilon.com.co