10 septiembre, 2019

El botadero de basuras en la cancha José Fernando Cuadrado

La mayoría de los residuos sólidos que se evidencian en el espacio comunitario, son ramas de árboles de gran tamaño (algunas secas), materia orgánica y animales en estado de descomposición.

En el lote se evidencian residuos sólidos de distinta procedencia; materia orgánica que incluye grandes ramas de arboles y animales en descomposición. 

FOTO: SERGIO MCGREEN

“El olor es terrible” “los carremuleros llegan a botar toda su basura ahí”: estas son una de las frases de los habitantes del barrio Las Flores de Valledupar, quienes se encuentran afectados por los olores fétidos y la acumulación de basuras en el lote que se encuentra entre la calle 13 con carrera 19c a un costado de la cancha José Fernando Cuadrado, conocida como la cancha de ‘Las Flores’.

La mayoría de los residuos sólidos que se evidencian en el espacio comunitario, son ramas de árboles de gran tamaño (algunas secas), materia orgánica y animales en estado de descomposición. De este lote enmontado se despliegan pequeños lixiviados que van a parar a la carretera generando fuertes olores que incomodan a los miembros de la comunidad.

“Ahí se bajan los conductores de moto hacer sus necesidades. Hay gente que en un tiempo hicieron cambuches y todo eso se los quitó la alcaldía. Yo removí esto en la alcaldía hace como tres meses solicitando que por favor nos limpiaran y nos hicieran poda porque esa zona es muy oscura. Hablé con el Doctor Arzuza (secretario de Gobierno) quien se comprometió, eso fue en marzo del año pasado, pero hasta el momento no ha pasado nada. Hay árboles que están que se caen y tienen el andén reventado. Uno les paga a los carremuleros y les exigimos que no arrojen la basura ahí, pero una cosa es lo que decimos y otra la que ellos hacen”, expresó Beatriz Damián, habitante del barrio que perteneció a la Junta de Acción Comunal.

Los carremuleros son unos de los que se encargan de arrojar basura al lote. Después de realizar sus actividades de poda en la zona, llevan sus desechos a los lugares enmontados o lotes.

El PILÓN habló con el secretario de Gobierno municipal Gonzalo Arzuza sobre este problema, “Hace poco se hizo una limpieza en ese lote con ayuda de Aseo del Norte. Los carremuleros hacen podas a los mismos habitantes del barrio, quienes pagan hasta $ 4.000 pesos para que les lleven sus residuos y terminan botándolos ahí en el lote. No se puede culpar a la Secretaría de Gobierno o la Alcaldía por un problema que es de cultura ciudadana”.

Por: Marian Almeida Cujia/ EL PILÓN
mariamjufe@hotmail.com