5 septiembre, 2010

El ‘rey’ sin corona de la composición vallenata

Víctor Mauricio Camarillo Ochoa En la edición de hoy queremos entregarles a nuestros lectores, un breve recuento de la vida y obra musical de Víctor Mauricio Camarillo Ochoa, compositor de música vallenata quien está próximo a cumplir sus 84 años. El Diario EL PILÓN a través de este especial quiere rendirle a Camarillo un merecido […]

Víctor Mauricio Camarillo Ochoa

En la edición de hoy queremos entregarles a nuestros lectores, un breve recuento de la vida y obra musical de Víctor Mauricio Camarillo Ochoa, compositor de música vallenata quien está próximo a cumplir sus 84 años. El Diario EL PILÓN a través de este especial quiere rendirle a Camarillo un merecido homenaje, el cual sigue esperando que le hagan las entidades encargadas de fomentar el folclor en Valledupar.
El 18 de septiembre de 1926, el barrio Cañaguate vio nacer a Víctor Mauricio, en el hogar conformado por Martina Camarillo y Pedro Ochoa, a quien Dios dotó de inteligencia y sabiduría para componer canciones que han enriquecido el folclor vallenato, porque le ha compuesto a la vida, al amor, a la naturaleza, a las cosas sobre naturales, a las mujeres, a nuestras leyendas y hasta a los políticos.

‘Camarillo’ o ‘Cámara’, como es conocido este juglar de la música vallenata, no tuvo la dicha de conocer a su padre, quien murió cuando él apenas tenía tres años, pero por fortuna contó con el apoyo de su tío Urbano Camarillo, quien lo impulsó a salir adelante y lo ayudó a formar como persona.
Cuenta Víctor Camarillo que aprendió a leer y a escribir por su propia cuenta y a los 22 años de edad, comenzó a tocar el acordeón y la guacharaca, arte que perfecciono con la ayuda de los grandes músicos de la región, entre ellos su primo hermano Calixto Ochoa Campo y su gran amigo ‘Colacho’ Mendoza.

“El Cristo de Colombia”

Dio sus primeros pasos como compositor en el año 1948, cuando compuso su primera canción un son-lamento titulado ‘El Cristo de Colombia’ dedicada al caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, tras su asesinato en Bogotá.
Recuerda ‘Camara’ que la canción que lo dio a conocer como compositor en todo el Magdalena Grande, fue la dedicada a Pedro Castro Monsalvo, titulada ‘Los tres fallecidos’.
Tema que le grabó ‘Colacho’ Mendoza y Pedro García, por primera vez y luego fue grabada por Poncho Zuleta en una producción privada.

Tres de marzo en un trágico accidente/
En la ‘Ye’ de Ciénaga falleció un vallenato/
Y se oía el cometario de la gente/
Lamentando con dolor la muerte de Pedro Castro/.

Pero sin duda la composición que le ha dado mayor reconocimiento a Víctor Camarillo Ochoa, es la dedicada a la ‘Leyenda Vallenata’, canción que presento en el concurso de la canción inédita y no fue tenida en cuenta por los jurados.

En una llanura linda de un valle muy rico lo que sucedió/
Una gente bien armada de tierras lejanas la nuestra querían/
Fue entonces cuando los indios al escuchar un grito que un jefe lanzó/
Y por medio de emboscada y flecha envenenada ellos la defendían.

Los españoles avanzaban y los indios tupes le retrocedían/
Hasta el monte sicarare donde se encontraba el cacique Upar/
Y un manantial que sus aguas por envenenadas todos se morían/
El capitán de la guardia se hizo de rodillas y se puso a exclamar/
Y la virgen se les apareció reviviendo a los envenenados/
Y el caique herido se entregó, así fue que se realizó el milagro.

Un relato cantado con el que el compositor cañaguatero hizo un aporte a la historia de Valledupar al plasmar en la canción ‘Leyenda Vallenata’, el milagro de la virgen, donde narra todos los pormenores del enfrentamiento entre indios, negros, españoles y la aparición de la ‘Guaricha’, lo que hoy enmarca una de las más grandes leyendas del valle del Cacique Upar.
Además de esta obra musical, ‘Camarillo’ presentó otras composiciones en el festival vallenato, pero nunca alcanzó la corona de la canción inédita, por eso hoy es el rey sin corona de la composición vallenata.

Un libro y un CD

Quizás por los achaques de la edad, ‘Camarillo’ ya poco compone, pero se trazó una meta de publicar un libro y un CD con su vida y obra musical para dejársela de regalo a sus amigos y a todos los amantes del folclor vallenato.
El proyecto que viene adelantando en compañía de un sobrino, iba a ser lanzado este 18 de septiembre, pero la falta de apoyo de las entidades gubernamentales encargadas de manejar la cultura en Valledupar y el departamento, tiene el trabajo paralizado.
“Pensábamos lanzar el libro el 18 de septiembre día de mi cumpleaños, pero no se pudo por falta de apoyo”, dijo el juglar.
A pesar de que los ladrones lo han dejado a pie en varias oportunidades porque le han robado varias veces su bicicleta, es usual ver a Víctor Camarillo, recorrer las calles de Valledupar cantando y chiflando montado en su compañera permanente, -la bicicleta- que lo acompaña para todas partes, sobre todo a hacer el recorrido diario por el barrio Cañaguate, donde nació y donde dice que espera morir.

Participaciones en el festival

A pesar de que sus canciones nunca fueron tenidas en cuenta por los jurados del concurso de la canción inédita, Víctor Camarillo Ochoa, se presentó en varias oportunidades al Festival  Vallenato y también prestó sus servicios como jurado, sin ningún rencor o revanchismo, porque es consciente de que sus canciones han contribuido a engrandecer el folclor.
Su primera participación en el concurso de la Canción Inédita del festival vallenato, fue en el año de 1969 con la canción ‘Leyenda Vallenata’ eliminada en la primera ronda, luego se presentó en 1970 con la puya ‘La Contienda’, en el 71 con el son ‘Lo que fue un vallenato’ y en 1972 lo hizo con el tema ‘El Fiel Amigo’, donde ocupó el tercer puesto, entre 21 participantes, posteriormente volvió a presentar otra canción inédita pero hubo un malentendido y desde entonces no ha vuelto a participar.

Por sus conocimientos de la música vallenata como acordeonero, guacharaquero y compositor, ‘Camarillo’ fue designado en varias oportunidades como jurado en la categoría semi-profesional, infantil, aficionado, profesional y piquería. En los años ochenta tuvo la dignidad de pertenecer a la Junta Organizadora del Festival Vallenato.

Otras composiciones

26 canciones grabadas y más de 100 inéditas hacen parte de la historia musical de Víctor Camarillo Ochoa, muchas de ellas grabadas por reconocidos cantantes que le dieron la fama y el reconocimiento que tiene en el ámbito musical.
Entre sus canciones reconocidas están ‘El fiel amigo’, grabada por Emilio Oviedo y Rafael Orozco; ‘Ven’ llevada al acetato primero por su gran amigo Nicolás Elías ‘Colacho’ Mendoza, después por Elías Rosado y ahora último por Fabián Corrales; ‘Hechicera’ grabada por ‘Colacho Mendoza’ e Isaac Carrillo, entre otras tantas.
También le han grabado Ovidio Granados, y “Poncho Zuleta” para una edición privada encargada por entidad financiera.
Muchas de sus canciones fueron dadas a conocer en una producción musical donde el mismo ‘Camarillo’ toca el acordeón o canta. Uno de los temas incluidos en ese trabajo es el son-lamento titulado ‘El Cristo de Colombia’ dedicada a Jorge Eliécer Gaitán.

Nació en Colombia, aquel gran hombre/
El gran caudillo, un liberal/
Fue penalista, tuvo renombre/
Noble y sencillo, era Gaitán/
Fue inteligente, muy decidido/
Por su talento, al pueblo alertó/
Como eminente, fue decisivo/
Pero la muerte, no los quitó/

Camarillo y las tradiciones vallenatas

Como buen cañaguatero, en su juventud Víctor Camarillo, parrandeó en la cantina de Petra Arias, al lado de sus amigos ‘Colacho’ Mendoza, Rafael Escalona, Isaac Carrillo, Ovidio Granados y el famoso Wilson Márquez. Además cuenta que no se perdía ningún fundingue, ni fiesta religiosa que se realizaba en el viejo Valledupar.

El haberse gozado y zapateado todas estas fiestas, lo convierten hoy por hoy en el heredero de grandes tradiciones que hacen parte de la cultura y religiosidad vallenata, como la velación de San Pedro y San Pablo; es uno de los miembros más antiguos de la Hermandad de Jesús Nazareno de Valledupar; negro y capuchino en la fiesta de la Virgen del Rosario.

Actualmente es presidente de la Danza de los Negros en la fiesta del Corpus Cristi, que hace parte de la tradición familiar que le dejaron sus abuelos y padres.
Como ya las fuerzas no le dan, ‘Cámara’ recuerda con nostalgia la jocosidad y picardía que le imprimía a las jornadas de carnaval y pre-carnaval que se gozaban en el Valle, donde se hizo famoso por imitar al reconocido humorista mexicano Mario Moreno ‘Cantinflas’, por lo que se ganó el remoquete del ‘Cantinflas’ vallenato.