29 diciembre, 2020

Ejército Nacional entregó silla de ruedas a sargento herido en Valledupar

Los tres ciudadanos residen en Valledupar. Uno de ellos fue víctima de un atraco; los otros dos beneficiados son una adulta mayor y un menor de edad en condición de vulnerabilidad.

Dos adultos y un menor de edad fueron beneficiados con una silla de ruedas cada uno, donadas por los Profesionales Oficiales de Reserva del Ejército Nacional y entregadas por el comandante de la Décima Brigada, brigadier general Néstor Enrique Caro Gutiérrez.

Lee también: Como Job, concejal Ronald Castillejo cree en las promesas de Dios

Los tres ciudadanos residen en Valledupar. Uno de ellos fue víctima de un atraco; los otros dos beneficiados son una adulta mayor y un menor de edad en condición de vulnerabilidad.

Orlando Alexis Vásquez Palomino, sargento segundo adscrito al Batallón de Artillería N° 2 ‘La Popa’, fue uno de los beneficiados con una de las sillas de ruedas.

Vásquez Palomino fue herido de dos puñaladas en la espalda el pasado 13 de noviembre mientras se dirigía de su vivienda en el barrio Divino Niño de Valledupar hacia el batallón a prestar servicio. Cuando se movilizaba a la altura del barrio Brisas de la Popa fue abordado por dos individuos que lo intimidaron con arma blanca para robarle la bicicleta.

Agradezco a Dios primeramente, a los Profesionales Oficiales de Reserva del Ejército Nacional, por este aporte que contribuye a facilitar mi movilidad, sé que esto será temporal, porque tengo mucha fe que volveré a caminar, no importa el tiempo, pero mi confianza está en Dios y mi familia que se ha unido para ayudarme a salir adelante”, señaló Vásquez.

No dejes de leer: Territorios kankuamos reabrirían sus puertas bajo medidas de bioseguridad

La otra beneficiada fue Rosa Elena Machado, de 88 años, residente en el barrio Nuevo Milenio de Valledupar. Con enfermedad base, diabética e hipertensa, sufrió una caída y desde entonces no puede caminar.

Asimismo, Johel Alejandro Polo Barrios, de 9 años de edad, habitante del barrio Candelaria Sur, que nació con defecto congénito o mielomeningoceles, con una sonrisa que se podía ver a través de sus ojos por el uso de tapabocas, agradeció al Ejército por ese regalo.

Con el apoyo de los Profesionales Oficiales de Reserva de la Décima Brigada se pudo hacer entrega de tres sillas de ruedas, que permitirá mejorar la calidad de vida de estas personas”, acotó el comandante de la Décima Brigada, brigadier general Néstor Caro.