26 junio, 2020

¡Ejemplarizante! Menos condena verbal y más penal para abusadores de niñas, niños y mujeres

Las decisiones que en los últimos días se han visto en materia de sanción contra los abusadores en todas las regiones envían un doble y certero mensaje a una sociedad que espera ejemplarizantes castigos para aquellos que por patología o cualquier desequilibrio, abusan de infantes y mujeres.

Las decisiones que en los últimos días se han visto en materia de sanción contra los abusadores en todas las regiones envían un doble y certero mensaje a una sociedad que espera ejemplarizantes castigos para aquellos que por patología o cualquier desequilibrio, abusan de infantes y mujeres.

Aunque hay expertos que dicen que legislaciones como la que terminó condenando a cadena perpetua a asesinos y violadores de niñas y niños en Colombia no son la solución, sino, que habría que apostarle más a la prevención del delito, los mensajes contra estos protagonistas de los crímenes son contundentes y no se quieren atenuar por argumentos como que al  aprobarse la cadena perpetua por el Congreso estaba vigente una pena de 60 años, lo cual no había disuadido a abusadores y violadores de menores.

El presidente Duque al enterarse del hecho cometido por soldados que reconocieron haber abusado de una niña de 12 años de la etnia embera katío delito por ellos reconocido al allanarse a los cargos según han registrado agentes oficiales y judiciales, habló de estrenar la cadena perpetua con el grupo de hombres que mancharon el honor del uniforme del Ejército.  En realidad el reciente cambio constitucional requiere trámite y expedición de una ley. 

A algo deben temerle estos sujetos, que tampoco a Dios, al no sentir consideración, ni tener en cuenta un básico principio moral, o sentimientos de piedad, cuando en el uso de su fuerza desmedida cometen esos abominables actos. Las palabras del bravo Duque y la decisión del Congreso han sido tildadas de populistas y hasta de desviar la atención de la pandemia de la covid-19. Pero es más grave cuando los responsables de proteger a los menores son los agresores. 

Ya en la región, el CTI de la Fiscalía capturó al locutor que este fin de semana golpeó a una mujer, aunque ésta lo negó, en Pueblo Bello. Al final la presión de los medios y de la comunidad que repudió el hecho, en cumplimiento de su función investigativa y acusadora, la Fiscalía ordena su captura. Horas antes el alcalde había desmontado la emisora y cancelado el contrato que el implicado sostenía con el municipio agradablemente encumbrado en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

La cosa no para ahí y exige de una observación sociológica e histórica, en particular sobre la mujer. La Corte Suprema de Justicia acaba de absolver a un joven de 18 años que tuvo relaciones con una menor de 14 años, bajo el entendido de que sucedió en los años 80, en otro contexto social y de valores, hubo consentimiento y amor mutuo y no era consciente el autor de que estuviera violando la ley; resaltando cómo hay actualmente una mayor sensibilidad en protección de menores y de la mujer. Al ataque de Fabio Zuleta contra la dignidad de la mujer wayúu, que generó escozor, la mencionada de Pueblo Bello, se suma la acusación de abuso de mujeres contra nuestro admirado y encumbrado director de cine cesarense Ciro Guerra, que produjo general sorpresa y abatimiento, y la esperanza de que se aclare para bien suyo y del arte nacional.

Siguenos como @El_Pilon