18 febrero, 2018

Dos muertos en choque de motocicleta

Una de las víctimas se trasladaba desde el municipio de Chimichagua a celebrar el cumpleaños de uno de sus tres hijos en el corregimiento de La Loma, jurisdicción del municipio de El Paso.

Miguel Alfonso Linares Linares y Edwin Alberto Rangel Cortés, conocido cariñosamente como ‘Perencho'

Dos ocupantes de una motocicleta perecieron la noche de ayer sábado en un accidente de tránsito, luego de que el conductor perdiera el control del vehículo y se estrellara contra la baranda de acero de una curva en la Troncal de Oriente.

El percance se registró muy cerca a la caseta de peaje localizada antes de llegar al corregimiento de La Loma, por la vía del municipio de Bosconia, cuyas causas están siendo investigadas por las autoridades de tránsito, que tratan de establecer si se trató de una falla mecánica o impericia del conductor.

En el lugar del percance falleció Miguel Alfonso Linares Linares, de 51 años de edad, natural y residente en el municipio de Chimichagua, quien viajaba como parrillero, mientras que quedó gravemente herido Edwin Alberto Rangel Cortés, de 39 años, conocido cariñosamente como ‘Perencho’, también nacido en Chimichagua, pero residente en el corregimiento de La Loma, jurisdicción del municipio de El Paso. Sin embargo, Rangel Cortés murió minutos después, cuando recibía atención médica en el Hospital San Juan Bosco, donde los galenos lo preparaban para remitirlo a una de las clínicas de Valledupar.

Según el informe oficial de las autoridades de tránsito, encargados de llevar a cabo el proceso de inspección y reconocimiento de los cadáveres, ambos registraban trauma craneoencefálico, heridas abiertas y laceraciones en diferentes partes del cuerpo, tras impactar con la estructura metálica y caer posteriormente en la cuneta.

Los dos amigos viajaban desde Chimichagua en la motocicleta marca Bajaj, línea Bóxer de placas CDT-94E, conducida por Rangel Cortés, quien según sus familiares había recogido a Linares Linares para celebrar el cumpleaños de uno de sus hijos que residen en el corregimiento de La Loma.

Por Abdel Martínez Pérez /EL PILON