Publicidad
Política - 3 noviembre, 2022

División en los congresistas del Cesar por  la reforma tributaria 

Congresistas del departamento del Cesar intervinieron  en el último debate sobre la reforma tributaria del Gobierno nacional.

 Imelda Daza, Ape Cuello y Didier Lobo intervinieron en el debate de este miércoles.                                                                                    /FOTO: CORTESÍA.
Imelda Daza, Ape Cuello y Didier Lobo intervinieron en el debate de este miércoles. /FOTO: CORTESÍA.

Este miércoles, congresistas del departamento del Cesar intervinieron  en el último debate sobre la reforma tributaria del Gobierno nacional que busca recaudar $20 billones de pesos. 

Como era de esperarse, la senadora Imelda Daza defendió el proyecto presentado por el Ministerio de Hacienda. 

“La reforma hace justicia social y económica en un país de inequidades, miseria, pobreza y con una deuda enorme e histórica con la mayoría de los ciudadanos”, expresó la congresista de Comunes. 

Imelda Daza Cotes considera que también se trata de “justicia tributaria” porque se estarían “aboliendo” los descuentos y exenciones que ostentan los que más tienen. 

APE Y DIDIER 

Por el contrario, el representante Ape Cuello manifestó en plenaria que la sobretasa al impuesto de renta “es el entierro del sector de hidrocarburos y el acta de defunción de los departamentos Cesar y La Guajira”. 

Además, el militante del Partido Conservador calificó la reforma de “inconstitucional” y vaticinó que, en caso de aprobarse la no deducibilidad de las regalías, las empresas del sector minero y energético “van a dar la pelea”. 

Posición similar es la del senador Didier Lobo, quien concibe la tributaria como “negativa”, ya que buscaría un “doble tributo” para las compañías extractivas.  

Es preciso mencionar que Lobo, de Cambio Radical, fue alcalde de La Jagua de Ibirico, municipio minero. 

Fuentes cercanas al parlamentario  aseguraron a EL PILÓN que el legislativo ha agitado las recientes protestas en contra de los cambios tributarios. 

Hasta el cierre de esta edición no se había aprobado todo el documento.