9 noviembre, 2019

Discordia por visita de Duque a Pueblo Bello

En medio de resistencia arhuaca, el primer mandatario de los colombianos visitó al pueblo de Nabusímake, territorio sagrado ubicado en las faldas de la Sierra Nevada de Santa Marta, dentro de la jurisdicción del municipio de Pueblo Bello, Cesar.

Iván Duque realizó un breve recorrido recorrido por la zona con algunos líderes locales indígenas.

FOTO/ CORTESÍA.

Inconformes con la visita presidencial se mostraron los integrantes de la Confederación Indígena Tayrona del pueblo arhuaco al ser notificados con poco tiempo de antelación para prepararse para un evento tan importante.

De acuerdo a los procedimientos propios debe haber una reparación espiritual cuando hay un escenario muy importante como es la reunión con el Presidente, esta visita presidencial no fue coordinada con las autoridades indígenas, a nosotros nos tomaron por sorpresa”, comentó Hermes Torres, secretario general de esta Confederación.

Torres reclama que esta visita debió haberse notificado con tiempo, debido a que el arhuaco debe prepararse espiritualmente según su tradición lo señala para un encuentro de tal magnitud; además, expone que se debían tocar otros temas de mucha más relevancia: el pueblo indígena pide que el Gobierno nacional se comprometa con la recuperación de la Sierra Nevada de Santa Marta y que también se actúe firmemente en contra de la violencia que azota a las etnias de Colombia.

Para un sector, Duque busca desviar la atención evitando temas que no ha podido solucionar y que comprometen su mandato; las autoridades indígenas manifiestan que “el hombre está destruyendo el sistema montañoso, realizando actividades mineras, explotación de hidrocarburos y deforestación con la complicidad de las autoridades competentes”, según la fuente consultada.

FOTO/ CORTESÍA

LA VISITA DE LA DISCORDIA

Tal como se había programado, el presidente Iván Duque Márquez hizo presencia en Nabusímake, capital de la etnia arhuaca, con el fin de hacer el acto de inauguración de una sede de la Registraduría Nacional del Estado Civil en este territorio indígena, la obra beneficiará a más de 15.000 habitantes de esta comunidad.

Lee también: Arhuacos cuentan con Registraduría indígena

Se espera que esta sede mejore la calidad de vida de las poblaciones, ya que anteriormente tenían mayores dificultades para realizar cualquier trámite de identificación en esta entidad debido a las distancias que les tocaba recorrer hasta la cabecera municipal; además, el organismo de registro adelanta la producción de material pedagógico escrito en lengua indígena para permitir una mejor comprensión en el proceso de identificación, explicó el Presidente.

Venimos hoy a hacer una presencia de hermandad institucional. La comunidad de Nabusímake venía esperando por años por este servicio, donde se tuviera el registro civil. Así que ver este sueño hecho realidad es la demostración de que en el marco de nuestra Constitución nos encontramos todos, para darles beneficios, para darles derechos y pleno ejercicio de los mismos a todos los habitantes de nuestras comunidades ancestrales”, fueron las palabras de Iván Duque durante el discurso de apertura.

La comunidad manifestó que “el Presidente se ha mostrado un poco lejano de los medios de comunicación últimamente, a este evento solo asistió la prensa presidencial y uno que otro medio de comunicación”. Fuentes informan que Duque llegó discretamente a la zona y al finalizar el breve recorrido programado tomó rumbo hacia la ciudad de Cartagena donde tenía un compromiso.

Por: CARLOS VANEGAS MONTH/ EL PILÓN
carlosavanegas19@hotmail.com